Actualización del Gas

Esta es la tercera de una serie de entradas para actualizar la situación del gas en Colombia en el último año. La primera entrada fue una actualización de los datos nacionales y la segunda un análisis sobre la forma que tiene la ANH de tratar la información estadística del gas.

Si no quieren leer esos posts, se los resumo aquí. La situación en general es bastante mala, como se ve en el siguiente gráfico:

Producción y Consumo de Gas en Colombia

Después de unos años de subida rápida de la producción de gas, esta empezó a desplomarse en 2013 y la caída está siendo bastante dura. Poco tiempo después el consumo empezó a caer, aunque más lentamente de forma que en 2016 Colombia empezó a importar gas. A no ser que hayan habido grandes cambios 2017 será todavía peor.

Mes a mes la producción se ve asi:

Sobre la información de la ANH solo recordar que es terrible, y por lo tanto los datos por campos son bastante escasos y mediocres. Finalmente conseguí hacer algo útil con ellos y es por eso que escribo este post.

Como dije en previas entradas la producción de gas está bastante más concentrada que la de petróleo. Si para juntar el 50% del petróleo hacen falta los 14 campos más grandes, para el gas basta con los 7 más grandes para juntar al rededor del 80% de la producción.

Los 7 campos que estudiaré son: Cupiaga, Cupiagua Sur, Cupiagua Liria, Cusiana, Cusiana Norte, PautoSur y Chuchupa.

La medida que uso es el Millón de Pies Cúbicos Dia Calendario (MPCDC), porque con esta medida hay datos comparables de 2014, 2016 y 2017 (hasta septiembre). He tomado como base los datos de producción fiscalizada.

Para 2015 he calculado la subida o bajada media de cada campo por mes para unir los datos del último mes de 2014 y el primero de 2016. El resultado es este:

Si tuvieramos datos comparables de 2013 veríamos una caída aún más pronunciada porque como recordarán ese fue el año del máximo de producción.

Los cuatro campos más importantes en 2014 Cupiagua, Chuchupa, Cusiana y Cusiana Norte han caído entre un 30% y un 50%. Ningún campo supera ahora los 400 MPCDC y el único que sube significativamente ha sido Pauto Sur que práctiamente ha doblado su producción y ahora es el más importante.

Si sumamos toda la producción de estos campos queda algo así:

La caída en menos de 4 ños es del 25%.

Todos estos campos están en Casanare salvo Chuchupa que está en La Guajira.

Es decir que más de la mitad de la producción nacional se concentra en una sola cuenca. Y esta está cayendo a gran velocidad sin que aparezca un reemplazo.

Veremos como termina el año y si finalmente se consolida una meseta como en el caso del petróleo o si la caída se acelera.

Advertisements

Tercer aniversario de POC

Hace tres años abrí este blog el 25 de diciembre tal vez porque no me gusta la navidad. Lo abrí para hacer un seguimiento de la producción de petróleo en Colombia. Y desde entonces he cubierto la producción nacional y por campos con bastante periodicidad. También he revisado aunque con menos frecuencia la producción de gas y carbón y junto con algunos amigos hemos estudiado los datos de producción y consumo de toda América Latina. He analizado diversas fuentes de diversas formas y el resultado siempre ha sido bastante satisfactorio.

Este último año, 2017, ha sido bastante aburrido en lo que se refiere a la producción petrolera en Colombia. Desde finales de 2016 la producción llegó a la nueva meseta de 850 barriles diarios, más o menos igual al aproducción del año 2010, y desde entonces no ha habido grandes cambios. La subida de los precios desde unos 30 dólares por barril hasta los aproximadamente 64 en los que está acutalmente no ha permitido aumentar la producción pero si ha conseguido que deje de caer.

Donde si ha habido cambios es en la composición de esa producción. Los campos más importantes del país, los que estudio normalmente a duras penas mantienen la producción. Por ejemplo Caño-Limón, un clásico, con un petróleo relativamente liviano y el campo más importante del país, Rubiales con un petróleo mucho más pesado están hundiendose a una velocidad considerable y su caída solo la compensan campos más pequeños de petróleo pesado. Esto quiere decir dos cosas: que cada vez hacen falta más campos para producir lo mismo y que cada vez producimos más petróleo pesado que al final rinde menos. Pero bueno, este no es un post de actualización de datos. Este es un post para revisar como ha funcionado el blog en este año.

Para empezar, solo una mención a la situación informativa nacional. Ante la baja calidad de la información y de la opinión petrolera que hay en los medios de comunicación tradicionales en Colombia mantener un blog con datos fiables y una opinión razonada es importante.

Obviamente este blog no es el único que ofrece información valiosa, hay mucha gente desde medios de comunicación alternativos que hace un esfuerzo digno de mención para contar otros puntos de vista que no sean los de la industria o el gobierno. Algunas de esas fuentes estarán ahora enlazadas en la columna lateral.

Como ha sido 2017

Pero en fin, vayamos a los datos del blog. 2017 ha sido el mejor año de los tres que llevamos. Solo en los últimos 12 meses hemos recibido más visitas que en los dos años anteriores.  Más de 5100, una media de 15 visitas al día, el triple que el año pasado.

Las entradas más visitadas han sido las siguientes:

Perfil petrolero de Colombia
Proyecciones petroleras 2016-2020
BP Statistical Review 2015 II: Colombia
Análisis de La Cira-Infantas y el Recobro Mejorado en Colombia
El petróleo pesado en Colombia

Solo una de ellas, Análisis de La Cira-Infantas y el Recobro Mejorado en Colombia, es del 2017, las demás son del año pasado.

Debido al éxito de este año, estas entradas son casi las mismas que han sido más visitadas en toda la historia del blog, solo con alguna excepción:

Perfil petrolero de Colombia
Proyecciones petroleras 2016-2020
BP Statistical Review 2015 II: Colombia
El petróleo pesado en Colombia
BP Statistical Review 2014 Colombia

En cuanto a las redes sociales que abrimos el año pasado han pasado de 6 seguidores en Facebook y 5 en Twitter a 16 y 21 respectivamente. Estos junto con los seguidores por correo y de wordpress suman 46. Se han multiplicado por más de 4 en total.

Que va a cambiar en 2018?

Seguramente no haya grandes cambios en el blog.  Por ahora solo he reorganizado los enlaces, añadiendo algunos nuevos en la columna derecha, sobretodo de otros analistas internacionales y de medios de comunicación que cuentan versiones más interesantes de los conflictos que hay al rededor del petróleo y la minería en Colombia. Para facilitar las cosas al lado de cada enlace he puesto (COL) si es una página colombiana, (ING) o (ESP) dependiendo del idioma en el que esté escrito.

También cambia, como ya pueden notar, el formato del blog. Dado el éxito que ha tenido el menú superior con las entradas más importantes ya no es necesario mostrar tantas entradas en la página principal. Espero que les guste.

Seguramente este año sea el año más importante del blog. Si la tendencia creciente se mantiene un año más, este puede pasar de ser un blog marginal, residual, a ser un actor relativamente importante dentro del debate petrolero. No creo que se vuelvan a multiplicar por cuatro los seguidores como ocurrió en 2017, ni que dupliquemos el número de visitas del año pasado, pero si espero que el crecimiento continúe, porque de no ser así el blog se estancará en una posición demasiado baja como para ser tenido en cuenta y desde ahí solo puede ir a peor. Así que ya saben, denle a like y a compartir siempre que encuentren algo interesante, para que el blog tenga más visibilidad.

Nada más por ahora. Les deseo mucho ánimo en este año que viene porque la suerte no estará de nuestro lado.

 

Noticias petroleras de noviembre

Los medios más afines al complejo extractivista y al estado ya están dando por terminada la crisis de precios del petróleo y están ya de fiesta por que el petróleo llegó a los 60 dolares por barril y eso, se supone, va a permitir un despliegue exploratorio que sin duda hará dispararse a la producción. Parece ser que de todos los países productores de petróleo Colombia que solo produce 850 mil barriles de los cuales exporta unos 500 mil, menos del 0,5% del total mundial, es el gran beneficiado de esta subida de precios.

Esta fiesta, como todas las fiestas, cuando se acaban no la van a pagar los que la organizaron, sino los asistentes obligados, es decir, todos y todas las que no tenemos acciones en las compañias explotadoras y especialmente la pagarán las personas que tengan la desgracia de vivir en un lugar con recursos hidrocarburíferos.

Obviamente todo esto no será tan fácil y hay algunas noticias que ya apuntan a algunos de los problemas que veremos de aquí en adelante, endeudamiento, falta de inversión, problemas sociales, ecológicos y económicos en general. Ya saben la crisis que no termina de acabar. Aquí vamos:

semana.com 4/11:Ecopetrol, el despertar de la iguana

Comienzan a soplar mejores vientos para la industria petrolera. El precio del crudo que exporta Colombia ronda los 60 dólares y en un mes la acción de Ecopetrol ha subido 24 por ciento. ¿Qué tan sostenible es este panorama?

elespectador.com 6/11:Presagio de nueva bonanza petrolera

Se intensifica la actividad exploratoria en el país. De los 41 pozos perforados, el 31,7 % ha sido exitoso. Reporte oficial destaca además que este año se han presentado 13 avisos de descubrimiento de crudo. Inversionistas, a la expectativa de más negocios.

telesurtv.net 10/11:¿Por qué se duplicó la Deuda Externa en Colombia?

La baja de los precios del petróleo iniciada en 2014 expuso las debilidades de la economía colombiana y del proceso de re-primarización de la estructura productiva que sufrió el país en las últimas décadas.

portafolio.co 10/11:Colombia, uno de los países más beneficiados con el alza del petróleo

Así lo señaló el informe del banco de inversión más importante de Japón, Nomura, en el cual se destaca que un tercio de las exportaciones están vinculadas al crudo.

elcolombiano.com 23/09: “Inversión petrolera debe ser mayor

Hace diez años del municipio de Castilla la Nueva, Meta, donde está ubicado unos de los principales campos de producción de Ecopetrol, salían 30 mil barriles diarios de petróleo y por esto percibía regalías por 36 mil millones de pesos al año.

Hoy, con el nuevo esquema de distribución de regalías y los menores precios del petróleo la población recibe 5.700 millones de pesos, pese a que se producen 87 mil barriles de crudo.

elpais.com 28/11:El pueblo andino que levantó a Colombia contra la minería

La comunidad de Cajamarca votó en contra de la extracción de oro en primavera y otras 40 plantean consultas similares ante los riesgos medioambientales que supone

contagioradio.com 28/11:NO EXISTE LA MINERÍA SOSTENIBLE NI RESPONSABLE, ESO ES UN DISCURSO CORPORATIVO

En el mes de Octubre una comisión de líderes sociales colombianos estuvieron de gira por Europa con el apoyo y organización de Friends of the Earth International. Tras ubicarse Colombia, junto a Honduras y Palestina, como uno de los tres países prioritarios de la organización a causa de la situación de violación de derechos humanos, emprendieron camino en esta gira Danilo Urrea, miembro de CENSAT Agua Viva- Amigos de la Tierra Colombia, Blanca Nubia Anaya del Movimiento Social Ríos Vivos en defensa del Sogamoso en Santander y Jonathan  Ospina del Colectivo Socio-Ambiental Juvenil de Cajamarca – COSAJUCA – en el departamento del Tolima.

eltiempo.com 28/11:Petróleo, el motor de la economía

De todo lo que produce la economía del país, que en el 2016 fue un poco más de 541 billones de pesos, el 7,7 por ciento se produjo en la región de los Llanos Orientales.
La mayor parte de esa economía, casi la mitad, la mueve el llamado oro negro.

semana.com 29/11: El atlas que reúne más de 70 historias de resistencia contra el petróleo y el carbón en el mundo”

Colombia no es el único lugar donde los combustibles fósiles generan conflictos ambientales. En Alemania y Holanda también hay personas que se movilizan contra su extracción y uso. Este mapa interactivo reúne algunos casos emblemáticos.

La ANH y la información del Gas

En el anterior  post hacíamos un repaso de la situación actual de la oferta y la demanda de gas a nivel nacional repasando los datos de otros años y comparándolos con las previsiones. La conclusión es que la producción cae mucho más rápido de lo esperado y el consumo no solo no crece sino que se contrae de forma paralela a la producción.

En este post, que solo es una justificación del siguiente que también será sobre el gas en Colombia,  voy a repasar los datos disponibles que ofrece la Agencia Nacional de Hidrocarburos, o más bien voy a repasar la forma en que esos datos se ordenan y ofrecen públicamente.

Empecemos con un poquito de contexto. La ANH cumplirá 15 años en 2018, es decir se fundó en 2003. En esa época Colombia ya había tocado fondo en lo que a producción de petróleo se refiere apenas superando los 500 mil barriles, pero el precio ya empezaba a remontar. Desde los menos de 10 dolares por barril de 1998 hasta los más o menos 25 de 2003.

En el caso del gas tampoco la producción en Colombia no cambió significativamente hasta 2008 seguramente por el gas asociado a los campos petroleros. Entre el 94 y el 98 creció más rápido que entre 2003 y 2008 , ya con la ANH en funcionamiento.

Se puede decir que la existencia de la ANH no tuvo un efecto perceptible en la producción ni de gas ni de petróleo. Más bien lo que ha hecho es gestionar un aumento inicial de la producción dirigido principalmente por la subida de precios, y ahora esta gestionando un estancamiendo de la producción, en el caso del petróleo y una caída en el caso del gas debido al agotamiento de los campos más importantes y a una bajada generalizada de precios.

Sus objetivos más importantes, según su propia página, son mejorar la competitividad de la prospección y explotación de hidrocarburos, garantizar un ambiente económico dinámico que facilite el progreso y todas esas cosas cheveres. Aquí esta toda la información de primera mano, por si alguien la quiere consultar. Eso sí, si alguien esta buscando algo relacionado con la sostenibilidad, con la contaminación el cambio climático, la justicia social, el pico del petróleo o del gas, aquí no lo van a encontrar. Y me temo que en ningún otro ministerio ni agencia gubernamental.

La ANH tiene funciones de fijación de precios, cuotas de producción, liquidación y recaudación de regalías, etc. Es una agencia muy importante y uno esperaría seriedad en el tratamiento de la información para poder hacer cálculos precisos de todas esas cosas.

Por eso llevo tres años utilizando esta fuente para serguir la evolución de la producción de petróleo por campos en el país. Y en ese caso, en el del petróleo, aunque con retraso la información todavía es legible, comparable y se puede usar.

Pero cuando traté de hacer lo mismo con el gas fue imposible. Entre otras cosas la ANH  utiliza diferentes unidades de medida en diferentes años:

  • 2013: MILES DE PIES CÚBICOS POR DÍA – KPCD
  • 2014: Millones de pies cúbicos día calendario-MPCDC
  • 2015: KPC
  • 2016: MILLONES DE PIES CÚBICOS POR DIA CALENDARIO – MPCPDC
  • 2017: MILLONES DE PIES CUBICOS POR DIA CALENDARIO – MPCPDC

Obviamente no facilitan tablas de conversión ni descripciones detalladas de que significa cada unidad de medida o si son equiparables ¿pa qué?

Esto significa que los únicos datos comparables son los de 2014, 2016 y 2017. Porque sí, solo hay datos disponibles de producción desde 2013. Durante los 10 primeros años de existencia de la ANH no tuvieron tiempo de publicar ni una sola tabla detallada por campos. De años anteriores lo mejor que se puede encontrar es el total nacional, que es lo que usa BP para su Statistical Review. Si quiere los datos por campos tiene que ir al Ministerio de Minas y Energía, donde puede encontrar tablas desde 2009….. en PDF(!)

Pero ocultar los datos detrás de diferentes unidades de medida y formatos de archivo es solo uno de los problemas que tiene la información facilitada por la ANH.

La forma de presentarla es completamente absurda, a no ser que el objetivo sea despistar a la gente y hacer dificil la recopilación de datos útiles.

Algunos años la producción se divide entre Gravable y Fiscalizada habiendo en la misma hoja de Excel dos columnas por cada mes.

Esto ya hace un poco difícil la recopilación de datos del mismo campo para varios años, pero esto todavía es manejable. Otros años dividieron la producción en:

  • Producción Fiscalizada
  • Gas Lift
  • Gas Reinyectado
  • Gas Quemado
  • Consumo en Campo
  • Enviado a planta
  • Gas transformado
  • Entregado a Gasoducto

Lo cual obliga a poner la información de cada mes en una hoja de Excel distinta. Es decir, hay que revisar 12 hojas distintas para poder hacerse una idea de cuanto gas se produce a lo largo del año en un solo campo…

Por su puesto tampoco hay una explicación de que significa cada columna, así que es posible que solo los ingenieros de petróleos y los propios perpetradores de esta tabla entiendan a que se refieren.

Pero eso no es todo. Haciendo estos cambios también modifican el orden de las columnas, de forma que no hay manera de automatizar aunque sea un poquito el tratamiento de los datos. Todo se tiene que hacer manual.

Para terminar de rematar este crimen informativo, en cada una de estas 12 hojas incluyen columnas tan absurdas como AÑO o MES, de forma que en cada una de las 343 celdas que hay, por ejemplo, en 2016 se repite la misma cifra una y otra vez, lo cual hace más pesado de leer el documento. No hay ninguna razón que justifique tamaña estupidez.

Si alguien quiere ponerse en contacto con la ANH aquí hay varias formas.

http://www.facebook.com/ANHColombia

@ANHColombia

La situación del Gas

Por andar tan pendiente de lo que pasa con el petróleo en este blog, no le ponemos suficiente cuidado a lo que pasa con otros combustibles igualmente importantes en este país como el gas.

Además como en el petróleo entramos, hace ya tiempo, en la nueva meseta de los 850 mil barriles y parece que todavía vamos a estar unos meses ahí, no hay muchas novedades. La más llamativa, por cierto, es que el gobierno cambió sus metas de producción. Antes eran de 865 mil barriles diarios:

El Gobierno estableció para el 2017 una meta de producción petrolera de 865.000 barriles por día (bpd).

Desde mayo de este año esa meta bajó:

El gobierno colocó inicialmente una meta de producción para 2017 de 865 kbpd, la cual fue modificada a inicios de mayo por 840 kbpd

Ahora sí es posible cumplirla, incluso superarla.

Pero volvamos al gas. Hace ya como dos años hice un post sobre la situación del gas en Colombia. Se llamaba malas noticias, adivinen porque…

Este era el gráfico más importante de ese post:

Según este gráfico el pico del gas llegó en 2013 y en el mejor de los casos habría que esperar a abril del 2018 para empezar a importar gas natural. ¿Qué pasó con esto?

En Agosto de este año, en el post sobre el BP Statistical Review de 2016, ya constatamos como Colombia, después de una corta década como exportador, se convertía en importador neto de gas natural.


Producción y Consumo de Gas en Colombia

Si se fijan la producción ha bajado mucho más rápido que las previsiones del gobierno. Se preveía que no se bajara del millón de pies cúbicos diarios hasta 2020, pero se bajó a finales de 2016.

En cuanto al consumo, lejos de crecer como se preveía ha empezado a bajar siguiendo la bajada de la oferta. De forma que la economía, la sociedad no usará ese imput energético esperado, todo lo contrario, ni siquiera se importará tanto como para mantener un consumo creciente. El consumo por tanto se seguirá contrayendo, algo que también vimos cuando hablamos del pico del consumo, no solo en Colombia sino también en todo América Latina. Se están dando las peores condiciones en lo que al gas se refiere.

Y ¿cómo está la producción de gas natural en ahora? Pues, esta es la producción mensual desde 2013:


 

La producción de gas natural está mucho más concentrada que la de petróleo. Como ya saben las lectoras habituales de este blog, para sumar el 50% de la producción de petróleo hay que sumar hasta 14 campos petroleros. En el caso del gas, solo 6 campos suman hasta el 80% de la producción. Al menos así era en 2013.

El problema con el gas es que la ANH no tiene una contabilidad decente. De hecho es desastrosa. Intenten seguir la producción de gas por campo visitando la página de la ANH, yo lo intenté y no lo conseguí. No hay un estándar de medida, ni de contabilidad, unos años publican una información y otros años otra completamente incomparable. Así que no hay forma de hacer actualizaciones de largo plazo, sin embargo pronto intentaré hacer algo útil con esa información.

Sigan atentos.

 

 

 

Noticias petroleras de octubre

Ante el cambio de tendencia en el precio del petróleo, todos los jugadores se empiezan a mover. La presión para impedir las consultas populares aumenta y se empiezan a agitar los temores al desabastecimiento, las importaciones y la subida de impuestos, esta última como novedad más reciente. Las comunidades y los ecologistas pasan de tener la iniciativa a replegarse y tratar de mantener sus posiciones perdiendo la iniciativa en el frente más importante. Por otra parte en el frente de las fuentes no convencionales al usual debate entre fráking sí o fráking no que cada vez está más igualado, se une la idea de la sustitución del petróleo por energías renovables, sobretodo solar, otra quimera de los crecentistas. En cuanto a la caída de las reservas, como siempre va ganando la idea de que es malo que se acaben, aunque se cuela sorprendentemente la idea de que es mejor que no haya mucho petróleo en la radio colombiana. Eso sí el que la sostiene es un uruguayo.

Aquí vamos:

elespectador.com 1/10: Consultas populares, ¿por qué el malestar?

Para algunos expertos, hay que analizar con más profundidad el costo social y ambiental que le dejó al país una década de intensiva explotación de recursos naturales. Dicen que dudas en el cálculo de las regalías y altos índices de pobreza son el reflejo de que algo no anda bien.

elcolombiano.com 16/10:Producción de petróleo bajó 14 % en septiembre

El Ministerio de Minas y Energía publicó que la producción de crudo en el país aumentó 3,8 % en septiembre, con respecto a los datos de agosto de 2016 y llegó a 859.000 barriles por día.

efecodanalisis.com 16/10:El futuro del petróleo

La recuperación de los precios, apalancada en el aumento coyuntural de la demanda y el éxito de los países de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en controlar la oferta, ha generado optimismo en los países productores sobre la recuperación de los mercados del crudo. Sin embargo, el escenario a largo plazo sigue siendo uno de disminución en la demanda, cuya magnitud varía de acuerdo con distintos análisis.

 

dinero.com 17/10:¿Cuenta regresiva?: Colombia empezaría a importar $30 billones en petróleo al año

Por culpa de las consultas populares y la falta de implementación de técnicas de extracción, al 2022 Colombia se vería en la obligación de importar $30 billones en petróleo al año según estimaciones de Acipet.

elespectador.com 19/10:IVA podría llegar al 25% por la inestabilidad jurídica en la industria petrolera, afirma Acipet.

El presidente de esta asociación asegura que si Colombia pierde su autosuficiencia petrolera comenzaría a desembolsar $30 billones al año por la importación del crudo.

elcolombiano.com 20/10:Ecopetrol elabora presupuesto 2018 con barril de petróleo a US$50

Hace 35 días Felipe Bayón Pardo asumió el cargo como presidente de Ecopetrol y durante ese periodo ha tenido lo que popularmente se conoce como “la suerte del principiante”. En ese lapso el precio de la acción de la empresa se ha valorizado en 6,56 %, entró en vigor un cese bilateral de hostilidades con el ELN, lo que ha evitado que se atente contra la infraestructura petrolera, y el valor del crudo en los mercados internacionales escaló hasta los 52 dólares (ver Protagonista).

bluradio.com 24/10:Aprobación de consultas mineras reduciría producción de petróleo en Colombia

De llegar a ganar el NO, la meta de producción de crudo en el país estaría por debajo de la proyectada durante los próximos 10 años.

 

elpais.com.co 24/10:“Exploración de petróleo con fracking es segura”: Acipet

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos, Acipet, expresó su punto de vista sobre la exploración de petróleo a través del método conocido como fracking (técnica para extraer crudo y gas utilizando agua a presión) y concluyó que es una herramienta segura.

wradio.com.co 25/10: “Mujica: “Si tenemos mucho, mucho petróleo, estamos fritos”

El expresidente de Uruguay José Mújica dijo hoy que si encuentran “mucho, mucho” petróleo en el país puede haber problemas, ya que a otros Estados que tienen una gran cantidad de crudo “no les ha ido bien”.

 

Actualización hasta agosto

Mientras finalmente salen los datos de producción por campos de los últimos meses, vamos a echar un ojo a la evolución de los precios y de la producción nacional de julio y agosto.

En la producción los cambios son mínimos.

Como llevo repitiendo desde hace bastante, Colombia se ha instalado en la meseta de los 850 mil barriles. De hecho esa es casi exactamente la media de producción de este año. Ni un solo mes se ha superado la meta del gobierno para este año:

El Gobierno estableció para el 2017 una meta de producción petrolera de 865.000 barriles por día (bpd).

Así que seguramente no se cumpla.

Como se vé en la gráfica anterior desde septiembre-octubre de 2016 todas las grandes subidas o bajadas se ven prácticamente anuladas por subidas o bajadas equivalentes en el siguiente mes, de forma que la producción se mantiene esencialmente estable.

Sin embargo si ha habido cambios en los precios en las últimas semanas:

 

El precio del barril de brent se está acercando a los 60 dólares, el precio más alto en los últimos dos años, lo cual puede que tenga un efecto positivo en algunos países petroleros más dinámicos que este, sobretodo en Estados Unidos, que ya desde que se estabilizó el precio al rededor de 50 dólares empezó a aumentar de nuevo su producción, hasta el punto de según algunas fuentes puede que se supere el anterior record de producción de ese país:

The EIA is also predicting that U.S. crude oil production will hit 9.9 million barrels per day in 2018, a new high for the United States, according to the agency’s Short-Term Energy Outlook.  The previous high was 9.6 million barrels per day, which was reached in 1970.

Sin embargo estos aumentos de producción pondrían de nuevo una presión bajista sobre los precios, lo cual anularía el efecto anterior y posiblemente volvería a hacer caer la producción en otros productores menos dinámicos…

En realidad nadie sabe lo que pasará en este turbio mercado y las predicciones cada vez son más dificiles y más arriesgadas. En cualquier caso, en lo que respecta a Colombia, los grandes campos seguramente mantengan una ligera tendencia a la baja que por ahora está siendo compensada de forma equivalente por campos nuevos, así que es posible que este año termine igual que empezó: en la nueva meseta.

Noticias petroleras de septiembre

Noticias de Septiembre. Por fin ha llegado el momento de la revancha para el estado y la industria. Hasta hace no mucho, las comunidades indígenas y campesinas y los municipios tenían la iniciativa gracias al éxito de las consultas contra la minería y la exploración de hidrocarburos. Ahora el estado está recuperando la iniciativa intentando vacias de contenido y revertir los resultados de las consultas. Y la ofensiva se amplia re-abriendo el debate acerca de dónde está la frontera petrolera, antes la pregunta era si se podía explorar buscando petróleo en Caquetá, ahora en el Amazonas, todo esto a la vez que la normativa ambiental se relaja… Este mes ha visto también un  cambio de tendencia en los precios del petróleo, que superan por primera vez en mucho tiempo los 55 dolares por barril. En fin, variedad y cambios en septiembre. Aquí vamos:

elpais.com.co 3/09: El Fracking: ¿Una salvación o una amenaza para Colombia?

Colombia está agotando a pasos agigantados sus reservas petroleras, tanto que los 1.650 millones de barriles que tiene probadas, las mismas alcanzarían solo para 5,1 años, y las de gas para 11 años.

dinero.com 6/09:Curucucú es el nuevo descubrimiento de petróleo en Colombia por parte de GeoPark

GeoPark perforó y completó el pozo exploratorio Curucucú 1 a una profundidad total de 14.600 pies. La prueba realizada con una bomba eléctrica sumergible en la formación Guadalupe arrojó una tasa de producción de apróximadamente 1.700 barriles de petróleo por día con un corte de agua de 0,4%.

rcnradio.com 07/09:Se puede extraer petróleo de forma ‘responsable’ en el Amazonas, dicen empresarios

“Se está jugando la credibilidad de las autoridades ambientales y de las empresas, apostándole a un convenio que busca explotar y explorar petróleo en el Putumayo (Amazonas)”, dijo  Jaime Concha, ‎Vicepresidente de Minería, Hidrocarburos y Energía en la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

hsbnoticias.com 16/09:Actividad de taladros petroleros en Colombia se ubicó en un 76% durante agosto

En Colombia la actividad petrolera se continuó dinamizando en agosto, mes en el que se registraron 114 taladros contratados, 87 de estos operando, con lo cual la relación de actividad entre estas variables alcanzó el 76%.

eltiempo.com 20/09:Recuperación petrolera en Colombia puede quedar a medias

Empresas esperan desatrasarse con US$ 4.300 millones, pero exploración sísmica está quieta.

bluradio.com 22/09:Producción de petróleo en Colombia aumentó en 3.8 % en agosto: MinMinas

El ministerio de minas y energía informó que la producción promedio de crudo durante el mes de agosto fue de 858.511 barriles por día, lo que significa un aumento de 3.8% frente a los 827.000 barriles producidos en agosto de 2016.

infobae.com 23/09:Colombia: entre el crecimiento económico y los derechos ambientales

Desde hace algún tiempo se vienen presentado consultas populares a lo largo y ancho del territorio colombiano, con el fin de prohibir o permitir la explotación minera

dinero.com 26/09: “¿Cuál sería el futuro de la industria petrolera colombiana?

Recientemente se ha discutido y especulado mucho sobre el futuro de la industria petrolera colombiana, a la cual le debemos más de $90 billones en aportes al Estado desde el 2010, es decir, el 20% de los ingreso corrientes de la Nación.

contagioradio.com 26/09:Gobierno dará nuevo beneficio tributario a petroleras en medio de profundo déficit fiscal

En medio de las exigencias de las comunidades de que no se continúe desarrollando proyectos petroleros que atentan contra el ambiente y la soberanía de los territorios, las empresa petroleras  se verán beneficiadas por un incentivo tributario con el cual el Gobierno pretende acelerar la búsqueda de crudo en el subsuelo colombiano.

contagioradio.com 26/09“Gobierno quiere asfixiar consultas populares” Iván Cepeda

Son 31.103 personas las que han salido a las urnas de 8 municipios del país para decirle no al desarrollo de proyectos minero-energéticos que, de acuerdo con sus denuncias, están atentado contra la vida de la naturaleza y las comunidad. Sin embargo, son varias las estrategias del gobierno para impedir que esas consultas se hagan efectivas en los territorios.

ellitoral.com 28/09:La mancha de petróleo por el atentado en Colombia podría llegar a Venezuela

La mancha de petróleo que se esparció por varias fuentes hídricas de Colombia como consecuencia de atentados con explosivos atribuidos a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) podría llegar en las próximas horas a Venezuela.

elespectador.com 30/09:  “¿Puede Colombia decirle no a la minería y al petróleo?

Ocho consultas populares se han realizado y el No a la actividad minera ha ganado rotundamente. Hoy, en Sucre (Santander), se hará la novena. Pero en esta discusión hay mucho más en juego que una polémica

 

Decrecentristes

Este es un típico comentario de cualquier foro, grupo o debate donde haya más de dos personas que están muy con la idea del decrecimiento.

Es cierto que las cosas estan complicadas. La civilización industrial está regular. El capitalismo no hace sino empeorar las cosas. Los estados fallidos cada vez son más. Los estados en activo tampoco ayudan. El pico del petróleo, el cambio climático, la perdida de biodiversidad… Pero de ahí a celebrar la extinción de la especie…

Se supone que el decrecimiento era un término arrojadizo, un eslogan para tirárselo a la cara a los defensores del crecimiento ilimitado. Como una piedra en la cara de un economista. Por lo menos esto es lo que decía Sergè Latouche hace unos 10 años. Sin embargo con el uso y con el paso del tiempo se ha convertido un poco en una carga ¿no?, como si esa piedra la estuvieramos tirando sobre nuestro propio tejado, o peor aún como si la llevaramos encima nuestra.

Es como si el decrecimiento nos hiciera más pequeños a nosotros mismos, como si ese énfasis en el colapso, en el declive, el precipicio, en la falta de energía, se estuviera apropiando de nuestras vidas, de nuestras mentes y de nuestros cuerpos. Me imagino al decrecentriste pálido, encorvado, flaco, enfadado, serio y en su casa sin salir el día de la fiesta del pueblo. Porque no quiere consumir las últimas gotas de petróleo, porque con el mundo tal y como está no hay nada que celebrar.

Es cierto que hay una clara disonancia cognitiva entre irse de fiesta, pasarlo bien y ser feliz estando en un mundo lleno de sufrimiento y siempre al borde del colapso. Pero también hay otra disonancia opuesta entre el “se puede vivir mejor con menos” y esta cosmovisión triste de la vida.

Lo duro de la situación del decrecentista es que tiene que hacer equilibrios entre estas dos situaciones contradictorias: la amargura que implica ser consciente de vivir en un mundo peor que apocalíptico, y la felicidad que debería implicar el poder vivir mejor con menos estando constantemente dándole vueltas a ideas como el pico del petróleo, la deforestación, la sobrepoblación, la contaminación o cosas tan abstractas pero tan dramáticas como el imparable descenso de la Tasa de Retorno Energético.

Esta tensión ha dado como resultado dos líneas dentro del decrecimiento, una es la decrecentriste y la otra, tal vez más repelente aún, es la del decrecimiento feliz, los come flores, que a pesar de ser por lo menos igual de pesados tienen menos impacto, tal vez porque su relato es todavía más inconsistente.

Esta división no es exclusiva del movimiento por el decrecimiento, de cierta forma esta presente en todo el movimiento ecologista, incluso en el más mainstream, que se ha encargado de recordarnos constantemente lo jodido que está el mundo y la mierda que será el futuro a la vez que por otro lado se dedicaba a presentar imagenes edulcoradas y optimistas, con una lista de soluciones listas para aplicar y que darían como resultado un mundo ideal (como el 100% renovables).

La especificidad del decrecimiento está en que por su propia naturaleza, por su propio nombre, parece más inclinado a la tristeza que el resto. El decrecentriste tiene las de ganar. Ahí está el problema. Ya no es un eslogan, es casi una identidad. Mientras que la imágen típica del ecologista de los años 60-70 era el hippie, la del decrecentriste del futuro cercano amenaza con ser esta:
Rubens-heraclito-prado

Y esto es un problema. Uno que se puede dividir en varios:

  • Que el tipo de narrativa dominante en el movimiento decrecentista y cada vez más en el ecologista es la del decrecentriste: terminos como colapso civilizatorio, precipicio, apocalipsis, muerte, etc, cada vez se usan más y más indiscriminadamente. Y esta narrativa resuena regular fuera de los círculos activistas.
  • Que todo el discurso se construye en el eje tristeza – felicidad, (con mucho énfasis en la parte de la tristeza) y que la parte de la felicidad es todavía más repelente, pero aún peor, es menos creíble y tiene menos impacto.
  • Que incluso si la narrativa decrecentriste vendiera bien y se hiciera mayoritaria ¿qué tipo de cosmovisión resultaría de ella? yo paso de sobrevivir si vamos a ser todos unos tristes.

Mensajes como el que abrian este post no tendrían ninguna importancia si no fuera por que en los grupos de facebook, en los foros, en blogs como este (porque aveces yo también soy un decrecentriste) y en los debates que normalmente tenemos, estamos creando una narrativa, una cosmovisión, una forma de contarle las cosas que pasan a los demás. Y hay que tener cuidado, porque es posible, o por lo menos sería bueno, que en algun momento las narrativas que generamos ganen centralidad y empiecen a tener influencia en los debates políticos más amplios y tal vez incluso en la forma en la que vemos la vida, como la interpretamos, como la organizamos, etc. Y hay que tener aún más cuidado, porque a ver si lo primero que vamos a eliminar son las fiestas y vamos a volver a la idea del sacrificio como virtud y toda esa mierda.

Actualización hasta junio

Como ya venimos diciendo en las últimas actualizaciones, Colombia se está instalando en una nueva meseta de unos 150.000 barriles diaros menos que la anterior, es decir, de unos 850 mil barriles diarios. Esta meseta nos acompaña desde julio de 2016 y ha estado oscilando entre los 804 mil y los 864 mil barriles diarios.

La caída de Marzo, que ya vimos en la anterior actualización, se debía a la caída de la producción en Arauca. Estos problemas se solucionaron y la producción volvió al entorno de los 850 mil barriles.

Los campos más importantes que representan casi el 60% del total tienen una ligera tendencia a la baja:

Rubiales el campo más importante del país sigue perdiendo producción y aunque su mínimo sigue siendo el de Diciembre del año pasado esta cayendo a niveles de producción de principios del 2010. Esta caída ha sido más rápida que la de los campos Castilla y Castilla Norte que sumados superan desde Mayo a Rubiales. Creo que podemos decir que el último gran campo que llegó a superar los 200 mil barriles diarios estará acabado a finales de este año.

Así estan los cuatro campos que siguen despues de Rubiales (que incluyen Castilla y Castilla Norte):

En conjunto se están estableciendo también en una meseta despues de caer de unos 240 mil barriles a unos 210 mil, de vuelta a los niveles de 2013.

Veamos como estan otras zonas de producción importantes.

Arauca

La producción en este departamento parece haber llegado también a su propia meseta al rededor de los 50 mil barriles diarios, desde hace más o menos un año. Aunque con todos los problemas que hay en Arauca este nivel de producción seguramente no se sostenga durante mucho tiempo.

Y así estan los dos más importantes de este departamento.

Caño Limón sigue con su tendencia a la baja acelarada desde 2012 que seguramente llegue a bajar de los 20 mil barriles a finales de este año. Chipirón, el segundo campo de Arauca puede convertirse en el primero también para esa época si aguanta mejor que el primero.

Ahora vamos a ver algunos de los campos que están creciendo y que permiten mantener la producción a pesar de las caídas de los campos más grandes.

Avispa, Tigana y Jacana

Tigana y Jacana son de la empresa Geopark explotados a través del contrato E&P Llanos 34. Estan localizados en Villa nueva y Tauramena, ambos en Casanare, a menos de 40 kilómetros de distancia y a unos 100 kilometros de Puerto Gaitán, Meta donde está Rubiales. Avispa está a 50 Kilómetros de Villa nueva y es operado por Petrominerales Colombia. También está en la misma zona. Esto quiere decir que se trata de petróleo extra pesado. Según Geopark, Tigana 4, uno de los últimos pozos del Campo Tigana tiene una gravedad de 15,3 grados API. Esto es bastante pesado, para que se hagan una idea, por debajo de 10 es bitumen, lo que se produce en las arenas bituminosas de Canadá y que nisiquiera fluye por si mismo. Esta tipo de petróleo está en la media de lo que se produce en la cuenca de los Llanos Orientales, que es la que produce el petróleo más pesado de Colombia. Seguramente Avispa y Jacana tengan un perfil similar.

En cualquier caso estos campos merecen atención porque se han desarrollado mucho y muy rápido:

Tigana y Tigana Sur empezaron a producir a finales de 2013, Tigana Norte y Avispa a mediados de 2014, pero Jacana no empezó a producir hasta Agosto de 2015 y desde entonces, es decir, en menos de dos años, ha tenido un crecimiento espectacular hasta llegar a casi 18 mil barriles en Junio de 2016. Esto quiere decir que si nada cambia y la tendencia se mantiene, a finales de año sería más importante que Caño Limón.

Juntos han sumado a la producción de Colombia casi 50 mil barriles diarios en los últimos dos meses ayudando a compensar la caída de los campos más grandes:

Con excepción de Jacana, todos los demás se descubrieron y empezaron a explotar antes de la caída de precios de mediados de 2014. Seguramente la explotación de Jacana daba bastante seguridad por la zona en la que está y por el resultado de los otros pozos y campos de la misma Geopark.

Veremos a finales de año en que estado están estos recien llegados.

 

Noticias petroleras de agosto

Aquí van las noticias de agosto. Como ya vimos el mes pasado todo gira en torno a tres ejes: las consultas, la caída de las reservas y las no convencionales. La presión sobre el estado y las comunidades continúa y las respuestas de las comunidades también. La lucha será larga y las multinacionales tienen las de ganar aunque solo sea por la pura inercia.

dinero.com 4/08: ¿Por qué no hacer fracking si tenemos los recursos?”: Campetrol

El presidente de Campetrol, Germán Espinosa, señaló que el país se le debe medir a la extracción no convencional de crudos para garantizar el autoabastecimiento y las exportaciones petroleras. Eso sí, con el compromiso de una actividad sostenible.

elcolombiano.com 4/08: “IMPULSAR LA ACTIVIDAD PETROLERA

La crisis del petróleo ha afectado la producción del crudo en Colombia. En 2017 se ha producido menos. Para asegurar la autosuficiencia, el Gobierno debe crear las condiciones para promover el desarrollo del sector.

eltiempo.com 4/08:Producción de 69.000 barriles de petróleo por día, en riesgo

Esta es una de las consecuencias de la toma violenta el viernes del campo Chichimene, de Ecopetrol.

palabrasalmargen.com 15/08:¿Es posible pensar el problema minero–energético como un problema político? Algunas reflexiones sobre las consultas populares y los paros mineros

El conflicto por la relación bienestar y democracia entra en una visión de la gestión del conflicto que se basa en su urgencia. La urgencia pone en discusión la legitimidad de las acciones contra la minería.

eltiempo.com 18/08:Producción de petróleo no subía desde 2015

Se presentó un repunte en relación con julio del año pasado.

 

eltiempo.com 24/08: “Dan vía libre ambiental a yacimientos en los que se hará ‘fraking’

Ministerio de Ambiente dio el visto bueno a las condiciones para este tipo de hidrocarburos.

caracol.com.co 26/08: Promueven la Alianza Libre de Fracking para explotar petróleo en Colombia

La iniciativa surge como iniciativa del movimiento social ante la amenaza que significa esta técnica para el agua, la vida y el territorio.

dinero.com 31/07: Colombia lista para implementar el offshore

En los próximos días el Ministerio de Ambiente expedirá una norma que permitirá iniciar la explotación offshore en el país. En contraste, la regulación para darle vía libre al fracking tardará mucho más.

BP Statistical Review 2016 II: Colombia, el pico del consumo

Aunque sea un poco tarde, como dos meses, este año nos volvemos a acercar al BP Statistical Review, la revisión más completa y referenciada de datos de producción y consumo de petróleo y otras energías del mundo. Ahí, en la columna de la derecha más abajo hay un enlace al Energy Export Databrowser que publica cada año gráficas de producción, consumo, exportación e importación de petróleo, gas, carbón, nuclear e hidroeléctrica de todo el mundo en base a este informe.

En el análisis de este año es más completo, incluimos el análisis del consumo de las energías renovables para dar cuenta de un fenómeno que hasta ahora no habíamos analizado: el pico del consumo de energía primaria. En el post en el que analizamos el BP Statistical Review para toda Amércia Latina ya vimos que el consumo estaba llegando a un máximo a partir del cual solo puede seguir un declive. Esto es lo que decíamos ya en 2015:

“(…) en muy poco tiempo el consumo de energía superará la producción o, para ser más exactos, el consumo tenderá a ajustarse a la producción declinante y arrastrará consigo a la economía.” (TOC 2015)

Ahora vamos a comprobar lo mismo para el caso específico de Colombia.

En cuanto a la producción, la evolución no trae muchas sorpresas y todos los cambios que hay son para empeorar.

Antes de empezar solo falta mencionar dos cosas:

  1. Todos los datos están en Millones de Toneladas Equivalentes de petróleo (MTEP) una medida que permite comparar todos los tipos de energía en los mismos términos.
  2.  BP ofrece datos brutos de producción, no datos netos. Es decir no tienen en cuenta la energía invertida para extraer la energía. La energía neta es la más importante porque es la que realmente llega a la sociedad y permite hacer cosas.

Ahora sí, vamos al análisis.

La situación general

Consumo: ¿el nuevo pico?

Empecemos por un panorama general del consumo del total de energías primarias para ver algunas cosas intresantes antes de volver a centrarnos en las energías fósiles.

Ya savemos que en cuanto al consumo Colombia no es un país muy relevante dentro de Sur y Centro América:

Consumo total de Energía Primaria en Colombia y Centro y Sur América
Gráfico 1. Comparación del consumo total de energía primaria entre Colombia y el total de Amercia Central y del Sur

Si tenemos en cuenta toda la energía primaria consumida en Colombia, que incluye todas las fósiles, más nuclear, hidroeléctrica y otras renovables (eólica, geotérmica, biomasa y solar) el consumo nacional crece ligeramente mientras que el total de la región cae. Esto, que parece ser una contratendencia no lo es. Las tendencias generales de la Latinoamérica y Colombia se parecen bastante.

Crecimiento consumo energía primaria Colombia Vs. Latam
Gráfico 2. Comparación del ratio de crecimiento del consumo entre Colombia y Amercia Central y del Sur

Así que posiblemente 2017 sea el año en el que el consumo total de energía primaria caiga, es decir, 2016 sería el año del pico del consumo total de energías primarias. Primera buena noticia.

Consumo sumado de todas las energías primarias Colombia
Gráfico 3. Consumo sumado de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016
Evolución del consumo de energías primarias Colombia
Gráfico 4. Consumo de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016

 

Por el momento es la subida del consumo del petróleo, la hidroeléctrica y las otras renovables la que permite aumentar el consumo total este año. Si fuera solo por las fósiles el consumo ya habría caído:

Consumo sumado de todas las energías fósiles Colombia
Gráfico 4. Consumo total de energías fósiles en Colombia. El púnto máximo es 2015

2015 fue, ya está confirmado, el año del pico del consumo de energías fósiles. Segunda buena noticia.

El reparto por fuentes el año pasado fue:

Consumo energía primaria 2016
Gráfico 5. Reparto del consumo de energía primaria en Colombia.

Basícamente se redujo el consumo de Carbón y aumentaron todos los demás. La dependencia del petróleo subió dos puntos, la del gas natural uno y la de la hidroeléctrica dos. Las otras renovables, básicamente solar, eólica, biomasa y geotérmica subieron 0.2%.

La evolución histórica de estas proporciones es la siguiente:

Evolución del consumo de energía primaria
Gráfico 6. Evolución del reparto de energías primarias en el consumo en Colombia

El consumo de petróleo lleva años subiendo, aunque es el gas el que más aumenta a costa de la pérdida de importancia de la hidroeléctrica y el carbón, dejando a las energías fósiles casi el 75% del consumo total.

Producción: dos picos y medio

Por alguna razón el informe de BP no incluye datos de producción de hidroeléctrica, así que solo incluimos aqui los datos de producción de energías fósiles:

Gráfico 7. Producción por fuente energética. Solo energías fósiles

En total la producción de energías fósiles ha caído, a pesar de que el carbón esté en máximos históricos, apenas un poco por encima de su meseta de las 60 MTEP:

Gráfico 8. Producción sumada por fuente energética. Solo energías fósiles

El pico total de las energías fósiles en Colombia fue 2014, y se debe a los picos casi simultáneos del gas y del petróleo y a que el carbón no ha podido compensar esas caídas. Toda parece indicar que el petróleo y el gas van a volver a caer en 2017, así que, si el carbón no dispara su producción, seguramente las caídas totales se aceleren el año que viene. Tercera buena noticia.

Veamos más de cerca los datos de producción y consumo de Petróleo, Gas y Carbón, en ese orden.

Petróleo

Producción y Consumo de Petróleo Colombia 1965-2016
Gráfico 9. A la izquierda en miles de barriles diarios la producción (azul) y el consumo (rojo) de petróleo de Colombia. Se pueden identificar hasta tres picos de producción. El primero en 1970, el segundo en 1999, que fue el del crudo liviano y el tercero y tal vez definitivo en 2013-2015, una vez que incluso los campos de crudo pesado están llegado a su máximo extractivo. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

La meseta del millón de barriles que se mantuvo hasta el año 2015 se terminó. Como ya apuntabamos en el anterior análisis, 2015 fue el pico de producción según BP (aunque según la ANH fue en 2013) y en 2016 la caída ha sido ya importante. En 2016 la producción media ha sido de 48.8 MTEP frente a las 53 del 2015 una caída de un 8% aproximado, que por los datos de la primera mitad de 2017, aunque se reduce un poco, no parece detenerse.

La caída de la producción de finales de los 90’s, tras el segundo pico del petróleo en Colombia fue gravísima. En esa época el barril de petróleo se hundió por debajo de los 10 dolares, sí, menos de 10 dolares llegó a costar el barril de petróleo Brent en los mercados internacionales. Y eso afectó a las finanzas nacionales, obviamente no era el único factor, pero a Colombia no le va muy bien cuando los precios de su principal exportación se derrumban. De hecho ni el consumo ni la producción retomaron los niveles de finales de los noventas hasta ya pasado 2010, en lo que podría llamarse la década perdida del petróleo colombiano.

Ahora se empieza a dibujar una caída con precios internacionales de entre 45 y 55 dólares el barril. Una franja de precios que ha sido en el peor de los casos de más del triple que la de los 90’s ha conseguido una caída casi igual de fuerte. Ahora estamos en la nueva meseta, la de los 850 mil barriles diarios. Veremos cuanto dura.

El consumo mantiene una tendencia que empezó en 2009 y cuya inercia se mantiene, aunque todo apunta a que el próximo año será en el que ya se note una caída. La crisis parece volver a asomarse trás lo que tal vez fue la década exitosa del petróleo colombiano (2005 – 2015) en la que la producción prácticamente se duplicó y el consumo creció un 50%.

La relación entre la producción y el consumo obviamente se deteriora. Ahora se consume más del 32% del total producido, 3% más de lo que se consumía el año pasado, es decir se exporta un poco menos:

Gráfico 10. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del petroleo producido (es decir, exportación).

Este cambio puede ser engañoso. Tal vez Colombia por su posición en la economía internacional, esta condenada a exportar la mayoría de su petróleo, para alimentar a las economías industrializadas, mientras que aquí se quedará solo lo imprescindible para mantener las estructuras que permiten esa misma exportación. De esta forma es posible que esta relación entre consumo y producción puede no empeorar tan rápidamente como pensabamos antes. Lo cual implica, obviamente, una reducción de la demanda, o lo que es lo mismo, crisis.

Gas

El gas es un caso especial. Ha sido el tipo de energía cuyo consumo más ha crecido en los últimos 20 años, hasta casi alcanzar a la hidroeléctrica y casi duplicar el consumo de carbón, como vimos antes, y cuya producción menos ha sufrido los vaivenes de las crisis.

Producción y Consumo de Gas en Colombia
Gráfico 11. En rojo el consumo de gas y en azul la producción. Se puede observar como la producción seguía una curva de crecimiento más o menos lineal para acelerarse a partir de 2007 lo cual probablemente haya acelerado su caída desde 2013. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo

La producción ha crecido casi exactamente al mismo ritmo que la demanda. Esto fue así hasta hace unos 10 años. En 2006 fue el último año en que la producción y el consumo fueron iguales, desde entonces se desacopló y la producción empezó a crecer más rápido. En 2013 la tendencia se invirtió y la producción empezó a caer mucho más rápido que el consumo. El año pasado ya apuntaba a que de seguir el ritmo de la caída pronto seríamos importadores de gas:

Como ya apuntábamos también el año pasado y anteriores posts Colombia está a punto de ser importadora de gas, tal vez, tan pronto como este mismo año 2016. La caída el año pasado sigue la tendencia del año anterior con la diferencia de que el consumo se frena evitando haber llegado ya a la importación.

Y teníamos razón, este año ya lo somos. Por ahora muy poco 0,1 MTEP al día. Pero esto solo es así porque el consumo también lleva dos años bajando. En los primeros 8 meses de 2017 las cosas no mejoran en cuanto a producción, así que el pico del gas, que curiosamente también llegó en 2013, y su posterior declive puede ser mucho más acusado que el del petróleo y puede traer también muchos problemas. Por la propia naturaleza del mercado del gas seguramente veremos al consumo de gas seguir muy de cerca la caída de la producción. Esto ha tenido un curioso efecto sobre la Agencia Nacional de Hidrocarburos: dejó de actualizar los datos de producción de gas desde octubre de 2016.

Gráfico 12. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del gas producido (exportaciones).

Carbón

Producción y Consumo de Carbón Colombia
Gráfica 13. La producción de carbón (azul) y el consumo (rojo) en Millones de toneladas de petroleo equivalente. La producción creció de forma casi exponencial hasta 2011, a partir de entonces se encuentra estancada. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

Carbón es lo que produce Colombia en cantidad. Como vimos más arriba es más del 50% de la energía fósil que produce. Y la subida parecía también imparable, apenas había habido bajadas o estacamientos, pero desde 2011 la cosa esta regular. Aunque en 2016 la producción fue record (y en esto sí nos equivocamos, porque esperabamos que la producción no superara el pico de 2012), desde hace unos años las crecidas prácticamente anulan a las caídas. Y esto no ayuda a mejorar el plano general de la energía en colombia.

El consumo también cae, por lo que la relación entre la producción y el consumo es inmejorable. Se puede exportar más del 90% de lo que se produce:

Relación producción y consumo de carbón en Colombia
Gráfico 14. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

 

Otros posts del BP Statistical Review:

 

Noticias petroleras de julio

Julio no ha sido un mes muy propicio para noticias originales. Con tanta repetición mes a mes, se empiezan a ver los patrones. Cada mes, por lo menos en lo que va de año, las cosas en el tema petrolero colombiano giran en torno a tres ejes, cada uno con su polo positivo y negativo, todos obviamente muy relacionados:

Las consultas: por un lado está el Estado y la industria que cuestionan la propia legitimidad de las consultas y por otro están las comunidades y los sectores ecologistas que celebran cada consulta como una victoria frente a las primeras. Hasta hace unos meses las consultas eran exactamente eso: victorias. Ahora el polo negativo, el de la industria, se esta reposicionando para frenarlas y como verán más adelante, su estrategia empieza a dar frutos.

La caída de las reservas: aquí en el polo positivo casi no hay nadie. Este modesto blog es de los pocos que se alegran de que cada vez haya menos petróleo y no se invierta mucho más en exploración, los sectores indígenas y las comunidades que plantean las consultas no dicen explicitamente esto, aunque en lo que concierne a sus territorios ese sea su objetivo. El petróleo bueno es el que se queda enterrado. En el polo negativo está casi todo el resto.

Los no convencionales: Esta es la solución de la industria al problema anterior, buscar petróleo en el mar o sacarlo de las grietas con fráking. Ovbiamente, hay mucha gente que se posiciona en contra, hasta ahora, con éxito.

En torno a estos tres ejes con sus polos gira toda la conversación petrolera en el país ahora mismo y por lo tanto también las noticias. Aquí van:

rcnradio.com 10/07: “Por cuenta de las consultas, Colombia terminará importando petróleo y gas en 5 años: ACP

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, advirtió que en gran parte, las consultas populares harán que en un tiempo de entre 4 o 5 años, el país tenga que comenzar a importar petróleo.

portafolio.co 13/07:‘El fracking es un seguro para la autosuficiencia petrolera’

La petrolera colombiana enfocará sus esfuerzos en la producción de petróleo de esquisto en el Valle Medio del Magdalena.

larepublica.com 17/07:GeoPark aumentó en 24% producción de petróleo y gas, y en Colombia creció 49%

En Colombia la producción de crudo aumentó 49% durante este segundo trimestre.

elcolombiano.com 21/07: “Aprobadas las reglas para buscar petróleo en mar colombiano

Una reglamentación técnica para las actividades de perforación de pozos exploratorios, que posibiliten definir la presencia de hidrocarburos en aguas del territorio, fue expedida ayer por el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata.

portafolio.co 21/07:Gran hallazgo de gas, alivio a largo plazo para el país

Una vez se ratifique la comercialidad de la nueva provincia gasífera en el mar Caribe, el éxito estará en armonizar la regulación.

elespectador.com 23/07: “Yacimientos no convencionales son el futuro petrolero de Colombia: Ecopetrol

Juan Carlos Echeverry, presidente de la estatal, asegura que ni el país, ni la empresa ni los sindicatos pueden darse el lujo de no explorar este tipo de recursos.

eltiempo.com 25/07: “Caño Limón-Coveñas solo ha operado 1 de cada 2 días este año

Situación obligó a movilizar petróleo de Arauca por otra ruta. Robo llegó a 100.000 barriles.

sipse.com 26/07:Al menos 38 atentados a principal acueducto de Colombia

El más reciente de los ataques contra esta infraestructura se registró el 21 de julio pasado.

elespectador.com 26/07:Consejo de Estado suspendió provisionalmente consulta petrolera en Pasca, Cundinamarca

El máximo tribunal de lo contencioso administrativo tomó la decisión mientras se estudia una acción de tutela presentada por la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleo (Acipet).

eltiempo.com 31/07:Continúan en vilo las metas de exploración petrolera

La ACP cree que el dinero para producir barriles estará en 3.000 millones de dólares.

BP Statistical Review 2016 I: El declive de las energías fósiles en Latinoamérica y Caribe

Publicado originalmente en The Oil Crash (11 de julio de 2017) y republicado en NODAL, SurySur, Tiempo de Crisis, Question Digital, Hondudiario y Plantidoto.

Declive energía latam

Despacito, vamos cayendo suavecito.

El declive de las energías fósiles en Latinoamérica y Caribe

Por Erasmo Calzadilla, Aníbal Hernández y Demián Morassi.

Por tercer año traemos nuestras observaciones sobre la energía en Latinoamérica y el Caribe aprovechando la salida del nuevo BP Statistical Review of World Energy [1].

Desde 2015 descubrimos y presentamos a nuestros lectores un problema al cual suponemos potencialmente catastrófico: “La región está abocada a una crisis energética. En poco tiempo llegaremos al pico del consumo; evento que estará asociado al agravamiento irreversible de la situación social” (TOC 2015).

Hasta 2014 la situación era bastante estable, el crecimiento económico de la región aún no se había visto trastocado, sin embargo, a partir del siguiente gráfico, nos animamos a hacer un pronóstico:

“(…) en muy poco tiempo el consumo de energía superará la producción o, para ser más exactos, el consumo tenderá a ajustarse a la producción declinante y arrastrará consigo a la economía.” (TOC 2015)

Y, como temíamos, la estabilidad de la región se empezó a quebrantar. El año pasado comenzamos a verificar cómo llegaba el pico energético en la región (TOC 2016), no sólo de la producción (habían caído la de gas, petróleo y carbón) sino del consumo (los indicadores totales para 2014 y 2015 eran casi idénticos). Esa línea ascendente del consumo podría estar preparándose para su primer declive desde la crisis global de 2008.

Los problemas políticos de Brasil y de Venezuela eran, al correr 2015, como el plástico: derivados del petróleo. En la economía más grande de la región la corrupción en Petrobras desencadenó un efecto dominó que aún no deja de voltear fichas. En la nueva etapa venezolana post Chávez, la caída del precio del petróleo demostró que un país atado a la exportación de un sólo commodity tiene menos resiliencia que karateka frente al ISIS. La crisis brasileña también golpeó a los países vecinos yla venezolana afectó a los países de Petrocaribe, que han visto reducido drásticamente el flujo de petróleo desde Caracas. Mientras tanto en México, con la caída del precio (tanto del petróleo como del gas y el carbón), la desinversión lleva a que luego de un declive petrolero de una década se preparen para el fin del monopolio de Pemex, en búsqueda de inversores extranjeros.

La energía de la región recién ahora está mostrándonos a la cara el problema que habíamos especulado desde el lápiz y el papel.

Si bien Latinoamérica y Caribe no se mueven como un bloque y algunos países están más ligados a EEUU que a cualquiera del resto de nuestros países, esperamos sirva para conectar las necesidades y problemas, ya que a la hora de analizar diversos asuntos de integración en la región, la energía muchas veces permanece en la sombra.

En el trabajo de este año hemos actualizado los datos para entender qué ha sucedido desde entonces; si se han cumplido nuestros pronósticos o nos equivocamos. Vamos a analizar por separado las diferentes fuentes de energía y la situación de los principales productores. Nuestra lectura puede apenas dar un pantallazo del informe, dejando de lado elementos importantes como la capacidad de refinería o el intercambio de esos productos elaborados.

En la siguiente gráfica podemos observar el porcentaje de consumo de cada combustible al terminar 2016.

PETRÓLEO

Hace dos años la producción de petróleo en la región decaía de una manera suave, mientras que el consumo crecía como en sus buenos tiempos. La lógica llevaba a pensar que, por la incapacidad de frenar la caída de la producción, antes del 2020 y probablemente en el entorno del 2017, el consumo de petróleo en Latinoamérica y el Caribe comenzaría a descender, con el arrastre de consecuencias económicas y sociales. Finalmente, y luego de una meseta, nuestras predicciones comienzan a cumplirse. Analicemos por partes, pasito a pasito.

Producción de petróleo

La disminución en la producción de petróleo es multifactorial y sería muy difícil deslindar cuánto de ella corresponde a la falta de inversión por la ralentización de la economía mundial y cuánto tiene un origen más propiamente geológico, a raíz del declive de los pozos más generosos, variables estrechamente vinculadas porque la crisis lleva a desinversión y disminución de la producción y esto a su vez a más crisis. Pero el estudio particular de lo que sucede con la extracción en cada uno de los principales productores nos permite asegurar que el aspecto geológico y la disminución de la tasa de retorno energético son fundamentales. El máximo ejemplo es la caída de la producción del Complejo Cantarell en México (el campo más grande del continente), cuyo pico en 2004, marcó el pico de producción en México y su rápida caída arrastró a que los aumentos de toda Latinoamérica nunca vuelvan a los niveles de 2006, hoy Cantarell necesita miles de millones de dólares de inversión para frenar la caída [2].

De los cinco principales productores de la región el único que crece es Brasil y no alcanza a compensar las caídas del resto. A las ya tradicionales caídas de México, Venezuela y Argentina, que rondan en algunos casos los diez años (anterior a la asunción de Chávez en el caso de la patria bolivariana), se sumó Colombia. Este país sale de su meseta ondulante y empieza una segunda etapa de declive. En Venezuela y Argentina se mezclan, como hemos dicho antes, factores geológicos, económicos y sociales, pero el resultado final es el mismo: caídas más o menos lentas son parcialmente compensadas por el crecimiento de Brasil, que pasa a convertirse en el mayor productor de la región.Consumo de petróleoLa región no tiene políticas ambientales que orienten a una descarbonización de la economía. Se puede ver en el vertiginoso aumento en el consumo de petróleo en la primer década y así entender que la incipiente caída actual tiene una relación directa con los límites y no con un proyecto ecosocial. Dos importantes países están pasando de ser exportadores netos a importadores (Argentina y México): el costo de no tener más crudo económicamente rentable, en el primer caso, o la incapacidad de aumentar la capacidad de refinería para la demanda interna en el segundo, obligan no sólo a dejar de ganar dinero sino a empezar a perderlo. La posibilidad de aumentar la importación dependerá de las políticas económicas pero lo seguro es que, como región, nunca podremos usar ni siquiera todo el petróleo que sacamos teniendo de vecino a la gran potencia devoradora de oro negro, Estados Unidos, que seguramente cree más viable hacerse con el petróleo de Venezuela, o cualquier otro país de la región antes que agotar el propio, sumado al aumento de la demanda de China e India que ya representan más de un tercio de nuestras exportaciones.Una vez revisado el cuadro de abajo, entenderemos que las posibilidades de seguir desarrollando nuestra industria y el comercio se van a ver frustradas y por ende la economía regional también. De hecho, ya la economía está decreciendo, en 2016 el PIB para América Latina y el Caribe cayó 1% [3].
Una solución momentánea pero inútil a largo plazo es desplazar la carga hacia el consumidor: México arrancó este año con un gasolinazo (aumentos del 15 al 20%)que condujo a protestas, disturbios y hasta saqueos con al menos seis muertos y más de mil detenidos.
También Venezuela puso fin al irrisorio precio de centésimas de centavo de dólar a la gasolina, y  aunque sigue teniendo el costo más bajo del mundo, en la frontera con Colombia ya vale alrededor de 0,40 dólares el litro [4], esto junto a un inflación galopante, que es otra manera de pasarle la cuenta a la gente que, como en México, también han recibido palo y bala por manifestarse.

PRODUCCIÓN DE GAS

La producción de gas es dependiente de los gastos en exploración y perforación de las mismas empresas petroleras (sean estatales o privadas). Si éstas tienen que dedicar sus ingresos declinantes (por los precios internacionales o el declive de sus pozos) a pagar deudas, recomprar acciones o indemnizar trabajadores poco quedará para invertir salvo en las zonas muy seguras. El resultado de tan malas noticias es apreciable en la siguiente gráfica.

En Argentina el shale gas empezó a rendir luego de la gran apuesta que se hizo en Vaca Muerta pudiendo frenar la caída del gas; que aún es inferior a la demanda. Ahora bien, con el fin de atraer nuevas inversiones el neoliberalismo, recargado con Macri a la cabeza, optó por una opción previsible: quitar el subsidio (exagerado en muchos casos) a las tarifas de gas y electricidad.Sin embargo, la quita fue tan brusca, a niveles impagables para muchos, que generó un gran conflicto donde la justicia obligó al gobierno a dar marcha atrás con la liberación de las tarifas para hacerlo paulatinamente. El problema es que en ese largo lapso hubo un frenazo económico con quiebras y cierres de cientos de PyMEs.
En Trinidad y Tobago, el gran productor de gas del Caribe, la ecuación fue al revés, se han quitado los subsidios a la gasolina para, indirectamente, promover el uso de GNC (Gas Natural Comprimido) para el transporte. Pero tanto en estos casos como en México con el gasolinazo, el declive energético va en detrimento de lo bueno que queda del Estado de bienestar.

En el resto de países la extracción de gas siguió por los mismos caminos que la del petróleo: pocas perforaciones desde 2015, poca producción en 2016. Qué esperanzas habrá para 2017 si ya en 2016 el promedio de las plataformas de perforación activas (198) fueron menos de la mitad de las de 2014 (397) [5].PRODUCCIÓN y CONSUMO DE CARBÓNSi bien la producción de carbón tiene un papel secundario en el mix energético de la región (5% del total), su consumo está en descenso a pesar que la producción colombiana de esta sucia fuente de energía haya aumentado. Habrá que ver si se hacen efectivas las intenciones de Trump de incentivar el consumo en EE.UU., nuestro principal comprador, y esto promueve una nueva ronda de inversiones. En cuanto al consumo, la caída (-4,1 MTEP) tiene bastante relación con el aumento de las energías eólica, solar y geo-biomasa (+4,5 MTEP).

RENOVABLES

Las energías renovables siguen representando una esperanza para muchos. Los aumentos interanuales en capacidad instalada de energía eólica son impresionantes, especialmente en Chile (56,3%), Uruguay (43,2% aunque más sostenida en el tiempo) y Brasil (23,1%), pero acá hay que seguir teniendo en cuenta que en nuestro mix energético la electricidad está lejos de ser la principal demanda: petróleo para el transporte y, en menor medida, gas para calefacción se mantienen como poco reemplazables.
Por otro lado, el abaratamiento de los insumos para molinos eólicos y el interés de empresas extranjeras puede mantenerse hasta un punto que es el del debilitamiento de la demanda. Habrá que ver si el decrecimiento económico de la región es sólo un mal trago para el capitalismo o si, como nosotros suponemos, será la norma en los próximos años. Por otro lado, el calentamiento global de este siglo retrae los glaciares que alimentan los ríos para las represas hidroeléctricas y aún éstas siguen siendo la principal y más económica manera de generar electricidad. Si en la gráfica que sigue no se distingue la energía solar quizás sea porque es apenas un décimo de la energía eólica (amplíe y la verá).

EL FUTURO

Como habíamos previsto hace dos años, el consumo energético de ALyC no puede seguir creciendo, y ya ha comenzado a caer. Todas las fuentes decrecen excepto las “otras renovables”, pero su aporte al mix total es mínimo.

Existe una bien estudiada correlación directa entre el consumo de energía y el PIB total. Se puede comparar el gráfico de la CEPAL [6] que está aquí abajo, del PBI para Latinoamérica y el Caribe con la línea que describe nuestro gráfico de consumo energético total.

Por otro lado sabemos bien que la biocapacidad del planeta está sobrepasada; si todos consumieran como los habitantes de Latinoamérica y el Caribe se necesitan 1,6 planetas para sostener a la población mundial [7]. La ecuación no está cerrando.

Podríamos estar contentos porque ya en 2016 las emisiones de CO2 de nuestra región son inferiores a las de los tres años precedentes [8], pero la causa de este suceso es otro problema casi más grave. Abogamos por un decrecimiento energético consciente y en lo posible programado, no uno que nos tome desprevenidos y genere grandes sumas de sufrimiento humano. Brasil, Argentina o Venezuela son ejemplos de cómo no deberíamos estar manejando el declive de los fósiles si queremos minimizar el caos y la injusticia social. Los gobiernos y la prensa no están cumpliendo con su papel, corresponde a la sociedad civil y a los activistas conscientes tomar medidas preventivas y hacer presión en el campo político e intelectual.

Muchas comunidades de América viven dignamente con una huella ecológica relativamente baja. Creemos que más cerca de la tierra que de las grandes urbes está la posibilidad de alcanzar un aceptable nivel de desarrollo humano con un decreciente consumo de energía. Cuba lo ha conseguido, no por deseo de su gobierno o la población: los anhelos de desarrollo se han topado con la incapacidad de resolver la ecuación entre un sistema de gobierno autónomo con alto nivel de desarrollo humano (aunque políticamente enajenante) en una economía globalizada que fuerza al neoliberalismo y, en caso contrario, detiene los flujos energéticos y las posibilidades de desarrollo económico.En la otra dirección la cultura de consumo con su propagación en los medios genera un grado de empatía que aún seduce mucho más que el buen vivir andino. Superar el neoliberalismo es aún una tarea titánica y los tantos caminos contrarios se enfrentan no sólo barreras económicas sino también la omisión del Estado, la corrupción o las armas.

Por nuestra parte seguiremos gastando energía en procesar estos datos y proponer salidas.

Nota: todos los gráficos son elaboración propia a partir de datos de BP Statistical Review of World Energy 2017 [8]. Por petróleo BP refiere a: crudo convencional, extrapesado, shale y GNL (Gas Natural Licuado, cuando los líquidos del gas natural son recuperados de forma separada)

Actualización hasta marzo

Esta es, otra vez, una actualización doble. Por un lado tenemos los datos de produccion nacional totales hasta Mayo y por otro lado la ANH ha publicado ya los datos de producción por campos de Enero, Febrero y Marzo. Con los datos del primer trimestre completos y con los datos nacionales hasta Mayo, es decir, casi el primer semestre completo, ya podemos hacernos una idea de como puede ser este año. Hay algunas cosas interesantes.

La nueva meseta ondulante

Todo apunta a que, en contra de mis previsiones, se esta llegando a una nueva meseta productiva, es decir, un periodo de cierta estabilidad después de la fuerte caída que hubo entre Diciembre de 2015 y Agosto de 2016. De hecho, las previsiones del gobierno están señalando a esa nueva meseta (aunque esto por sí solo podría ser una prueba de que esa meseta no se va a prolongar mucho. Ya sabemos lo buenas que son las previsiones del gobierno):

El presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH),Orlando Velandia, dijo que el Gobierno proyecta la estabilización de los precios del crudo cerca a los USD50 por barril, lo que permitirá que la mayoría de las compañías acometan  labores de exploración y desarrollo que garanticen incrementar reservas y mantener niveles de producción por encima de 850.000 barriles diarios.

Así esta la producción nacional con la perspectiva histórica:

Producción y precios históricos

Y así se ven los últimos meses:

Producción y precios desde junio

Llevamos ya casi un año produciendo al rededor de 850.000 barriles diarios. En Marzo hubo una fuerta caída que revisaremos más adelante, pero que como ya se imaginarán lxs lectorxs habituales tiene algo que ver con lo que pasa en Arauca.

El establecimiento de esta meseta se debe principalmente a la estabilización de los precios también en el ámbito de los 50 dolares por barril. La cuestión es si los inversores se conformarán con eso, un rango de precios de entre 45 y 50 dólares, o si lo que esperaban cuando volvieron a invertir es que el rango fuera de entre 50 y 60  dólares por barril.

Hasta ahora los precios no se han mantenido relativamente estables por debajo de los 50 dólares. Así que la salida de la meseta tiene más posibilidades de ser hacia abajo que hacia arriba.

Además, parece que el miedo acerca de la duración de las reservas se intensifica:

“Se pronostica que, ante la reducción de las exportaciones de crudo, la pérdida de autosuficiencia petrolera se presente a partir del año 2019 para Ecopetrol; 2020 para la Nación (Ecopetrol + Regalías); 2021 para el país (Ecopetrol + Regalías + Contratos Asociación + Contratos Concesión) y 2023 para combustibles (capacidad instalada para refinación)”

Producción por campos

Así se ve la producción por campos hasta marzo de este año:Produccion de petróleo por campos

Marzo, el final de la línea, es el punto más bajo, y se debe sobretodo a la caída casi a cero de la producción en Arauca, de la que ya hablamos en la anterior actualización nacional. Una vez más los problemas socio-políticos se adelantan a los problemas geofísicos: la naturaleza es mucho más estable que la sociedad. Esto solo es una pista de por donde van a venir los problemas en el futuro.

Así se ve la producción de los 14 campos más importantes del país:

50% de la producción de petróleo de Colombia

Estos 14 campos llegaron a representar casi el 60% de la producción nacional con más de 600.000 barriles diarios. Hoy estan sufriendo para llegar a los 500.000 barriles y en meses como marzo apenas superan los 450.000.

Veamos ahora solo los campos más grandes

Rubiales y Castilla produccion petroleo

Rubiales recupera el primer puesto. No porque haya subido, sino porque sus caídas son más leves que las de todos los campos de Castilla. Sin embargo tendremos que esperar a ver lo que pasa en el segundo semestre para ver cual de los dos cae más rápido. Es interesante ver como la curva de declive de Rubiales se asemeja tanto a su curva de ascenso. De seguir así lo que se avecina es una caída mucho más acelerada. Castilla por su parte lleva cayendo ya unos seis meses y el declive va a mas.

Si nos centramos en el siguiente grupo de campos: Castilla, Quifa, Chichimene y Castilla Norte, esto es lo que vemos:

Principales campos petroleros de Colombia exepto Rubiales

Estabilidad es la tendencia aquí. Hay algunas leves caídas como en Castilla y Castilla norte. Pero la caída fuerte de Chicimene prácticamente se ve compensada por la subida de Quifa. Posiblemente se deba a algun tipo de recobro mejorado. Veremos cuanto aguanta.

Arauca

Obviamente la dura caída de Marzo tiene algo que ver con Arauca:Producción petrolera de AraucaEn realidad, toda la caída se explica por los más o menos 50 mil barriles que se dejaron de producir en Marzo, repitiendo caídas igual de bruscas que se vienen dando más o menos cada año, como se ve en la gráfica. Pocos incentivos para invertir en esa zona de seguir así.

Caño Limón bajó practicamente a cero mientras que Chipirón aguantó mejor y parece que también se recuperará mejor.

Sabemos que en Abril y Mayo la producción en Arauca se recupera y por lo tanto la meseta de los 850.000 sigue relativamente firme. A ver hasta cuando.

Hasta la próxima actualización.

 

El fin de la corta etapa petrolera de Colombia