Tag Archives: Colombia

Actualización de las estadísticas por campos

Aprovechando que los datos de la ANH hasta junio de 2019 salieron hace poco, quería actualizar la lista de campos que analizo para las actualizaciones más detalladas. Desde hace ya bastante tiempo algunos de los campos que analizaba habían perdido mucha producción y estaban empezando a ser irrelevantes. Al mismo tiempo han estado apareciendo algunos, relativamente grandes, que estaban tomando el relevo pero yo los estaba analizando de forma separada. Esto hacía más confusas y más largas las actualizaciones, así que las voy a empezar a organizar de otra manera.

Gráfica 1. Campos que producían entre 10 y 20 mil b/d hasta 2016. Desde entonces Costayaco y Ocelote producen mucho menos de 10 mil b/d y perdieron relevancia. Fuente ANH. Elaboración propia.

El cambio más importante consistió en sacar a los campos que habían perdido más producción, como Ocelote y Costayaco, que ya estaban por debajo de los 10 mil b/d y con largas tendencias decrecientes:

Y metí algunos campos nuevos que venían creciendo con fuerza y ya producen más de 10 mil barriles al día, como Akacias, Tigana Norte, Tigana Sur o Acordionero o incluso más de 20 mil como Jacana:

Gráfica 2. Campos que han aparecido desde 2013 en adelante y que han llegado a producir al menos 10 mil b/d. Fuente ANH. Elaboración propia.

Y también a Infantas, que lo estaba analizando junto con La Cira, pero en otro punto y ahora lo voy a incluir en el análisis más general porque desde hace tiempo produce más de 10 mil b/d.

Gráfica 3. La Cira e Infantas a partir de ahora van a estar incluidos en las actualizaciones generales. Fuente ANH. Elaboración propia.

Por lo tanto salieron dos y entraron seis, con lo que de analizar los 14 campos principales que representaban cerca del 50% de la producción total, ahora analizo los 18 campos principales que producen cada uno de ellos más de 10 mil b/d. Esto nos va a permitir seguir de forma más ágil y fácil la evolución de una parte más grande de la producción. El resultado es el siguiente:

Gráfica 4. Producción total de petróleo de Colombia por campos. Fuente ANH. Elaboración propia.

Estos 18 campos que analizo ahora pormenorizadamente representan más del 60% del total de la producción:

Gráfica 5. Proporción de la producción que representan los 18 campos más importantes de Colombia. Fuente ANH. Elaboración propia.

A partir de ahora esta actualización funcionará con estos 18 campos y en el futuro con los que permitan cumplir con esos dos criterios, analizar al menos el 50% de la producción y que los campos no produzcan menos de 10 mil b/d de media a lo largo del último año.

Bien, pues con estos datos hagamos el nuevo análisis a ver que cambios hay.

Gráfica 6. Los 18 campos de extracción de petróleo más importantes de Colombia. Fuente ANH. Elaboración propia.

Estos son los 18 campos más importantes, todos producen al menos 10 mil b/d. En total producen casi 600 mil b/d, y desde 2016 esta cantidad va subiendo. De todo esto más de la mitad viene de los cinco más grandes. Y casi una quinta parte proviene solo de un campo, Rubiales.

Siempre comprobamos cual es el campo más importante del país, si Castilla (juntando a Castilla y Castilla Norte) o Rubiales. Por ahora sigue siendo Rubiales, pero la cosa está muy reñida.

Gráfica 7. Los 2 principales campos de Colombia casi son del mismo tamaño. Fuente ANH. Elaboración propia.

Estos dos campos juntos son más del 25% del total de la producción nacional. En 2013 llegaron a representar más de un 30%

Gráfica 8. Evolución conjunta de los 2 campos de extracción de petróleo más importantes acumulan más del 25% del total de la producción. Fuente ANH. Elaboración propia.

Si sacamos a Rubiales de la foto esto es lo que queda:

Gráfica 9. Evolución conjunta de los campos de extracción de petróleo más importantes de Colombia, excluyendo a Rubiales. Fuente ANH. Elaboración propia.

Estos 17 campos nunca habían producido tanto como ahora, si bien es cierto que varios de ellos empezaron a producir en 2015. Es decir, más que compensan las caídas de los antiguos, pero no si Rubiales entra en la ecuación.

De todos estos los que producen más de 20 mil b/d van así:

Gráfica 10. Evolución conjunta de los campos de extracción de petróleo que producen al menos 20 mil b/d, excluyendo a Rubiales. Fuente ANH. Elaboración propia.

Los únicos nuevos en este grupo son Jacana y Acordionero. Entre los dos compensan todas las caídas de los demás. Si no fuera por esos dos campos la tendencia sería de caída

Su crecimiento ha sido extremadamente rápido, como vemos en la siguiente gráfica:

Gráfica 10. Evolución individual de los campos de extracción de petróleo que producen al menos 20 mil b/d, excluyendo a Rubiales. Fuente ANH. Elaboración propia.

Acordionero sin embargo, parece estar llegando a su máximo y dejando a Jacana como el único que todavía no ha superado su cénit. Veremos en un año si sigue creciendo y a que ritmo.

Mención especial, como siempre a Caño Limón que, en 10 años, ha perdido casi dos tercios de su producción. Pero también vean la perspectiva. Los nuevos campos que más crecen, y en los que se están poniendo tantas esperanzas son apenas la mitad de grandes que Chichimene, un campo que ya ha perdido más de un 20% de su producción desde el máximo que alcanzó en 2014.

Veamos ahora los que producen entre 10 mil b/d y 20 mil b/d:

Gráfica 12. Evolución conjunta de los campos de extracción de petróleo que producen entre 10 y 20 mil b/d, excluyendo a Rubiales. Fuente ANH. Elaboración propia.

De estos 7 campos, tres son nuevos, Tigana Sur, Tigana Norte y Akacias, y estos tres son los únicos que crecen:

Gráfica 13. Evolución individual de los campos de extracción de petróleo que producen entre 10 y 20 mil b/d, excluyendo a Rubiales. Fuente ANH. Elaboración propia.

Por su parte Casabe y Moriche apenas aguantan por encima de los 10 mil b/d, por lo que si siguen así (lo sabremos pronto) el próximo año ya no estarán en estos gráficos.

En conclusión tenemos dos grandes cuestiones. Una, los campos más grandes están aguantando a pesar de haber pasado sus máximos productivos. Rubiales y Castilla por ejemplo se mantienen desde hace ya años por encima de los 100 mil b/d y las caídas de los demás campos que producen más de 20 mil b/d son relativamente lenta. Por otra parte en los últimos 5-6 años han aparecido 5 o 6 campos que han crecido muy rápidamente y llegan todos a estar por encima de los 10 mil b/d. Esto ha permitido una recuperación de la producción hasta acercarse lentamente a los 900 mil b/d, aunque difícilmente llegaremos a esa cifra de media anual en 2019. El problema es que algunos de estos campos parecen tener una vida relativamente corta, si los comparamos con Caño Limón, La Cira, Rubiales o Castilla que llevan mucho tiempo produciendo mucho más petróleo. Por ejemplo fíjense en Avispa, en la primera gráfica de este post. Entre 2014 y 2015 paso de 0 a más de 10 mil b/d, pero en 2018, solo tres años después, ya había perdido al rededor del 50% de su producción. En 2019 continúa bajando, aunque más lentamente y no parece que eso vaya a cambiar.

Este quiere decir, que necesitaríamos descubrir más campos pequeños más rápido para reponer la producción que se pierde de los pequeños campos de corta vida, es decir descubrir más y más rápido para mantenernos donde estamos. En el mundo anglosajón se llama el Efecto Reina Roja:

Alicia miró alrededor suyo con gran sorpresa.

—Pero ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!
—¡Pues claro que sí! —convino la Reina—. Y, ¿cómo si no?
—Bueno, lo que es en mi país —aclaró Alicia, jadeando aún bastante— cuando se corre tan rápido como lo hemos estado haciendo y durante algún tiempo, se suele llegar a alguna otra parte…
—¡Un país bastante lento! —replicó la Reina—. Lo que es aquí, como ves, hace falta correr todo cuanto una pueda para permanecer en el mismo sitio. Si se quiere llegar a otra parte hay que correr por lo menos dos veces más rápido.

Lewis Carrol, Alicia a través del espejo

Advertisements

Actualización Nacional abril 2019

Bueno, cuatro meses después de la última actualización, vuelven los datos de producción petrolera nacional.

Después de este parón en las publicaciones de este blog he hecho algunos cambios mínimos. Lo más importante es el formato de los gráficos (lo verán más adelante).

También intentaré volver a publicar más a menudo, tal vez una o dos veces al mes por ahora y trataré de añadir un punto de vista más global al análisis a través de las traducciones de los posts de peak-oil.org. Actualizaré muy pronto la sección de enlaces y volverá también la actividad en redes sociales, aunque por ahora también con menor intensidad. Y hasta ahí los cambios. Empecemos.

Esta es una actualización de los datos nacionales, porque los datos por campos no están disponibles. La ANH no ha actualizado nada desde diciembre.

Vamos a empezar, como siempre, con la producción nacional total:Produccion nacional y precio brent

El incremento del precio desde menos de 30US$ el barril hasta cerca de 80US$ a finales del año pasado y su posterior caída han tenido un reflejo en la producción. La nueva meseta que estaba entre los 800 y los 850 mb/d se rompe hacia arriba. En los últimos años se ve que siempre hay un retraso de entre 6 meses y un año entre la subida de los precios y el aumento de la producción.

Este retraso se ve con más claridad si nos fijamos en lo que ocurrió desde 2014

La producción se acerca muy lentamente a los 900.000 b/d, todavía más de 100.000 barriles por debajo del nivel máximo alcanzado entre 2013 y 2015, cuando el precio del barril de Brent promedió más de 100US$.

La variación mensual de la producción fue altísima en el periodo que va desde finales de 2011 hasta finales de 2018, como se puede ver en la siguiente gráfica.

Sin embargo en los últimos meses esa variación se ha relajado y se encadenan ligeras subidas durante varios meses consecutivos.

Una vez más, se ve mejor si nos fijamos en el periodo que empieza en 2014:

Desde la segunda mitad de 2018 las subidas, aunque ligeras, se suceden mes tras mes, con la excepción de los meses de febrero y marzo de 2019, que presentaron ligeras caídas.

Así queda entonces lo que llevamos 2019 comparado con los años anteriores:

Parece un año que empieza con bastante estabilidad en el terreno nacional. Las subidas que empezaron en la segunda mitad de 2018 no parecen tener continuidad, pero no vuelven aún las caídas abultadas que hubo en 2016, el peor año de la última década. Tendremos que esperar a que salgan los datos por campos para comprobar de donde provienen esas subidas y bajadas.

Esta estabilidad contrasta, sin duda, bastante con el panorama internacional donde entre el colapso de la producción venezolana, la expansión de la producción estadounidense y las tensiones en medio oriente plantean una situación complejísima que esta afectando ya y afectará mucho más a Colombia en el medio plazo.

Pronto volveremos con más.

Actualización Nacional Petroleo y Gas

Como hace unos meses que no hago actualizaciones voy a hacer una más completa de lo normal.

Voy a empezar por una contextualización a nivel global muy breve, pero que da una idea de como esta la situación petrolera en el mundo.

Recuerdo que el año pasado hubo mucho revuelo cuando Bloomberg publicó la estadística de descubrimientos de petróleo porque 2016 era el dato más bajo desde 1947:

Gráfico 1: Descubrimientos de petróleo desde 1947. Fuente Bloomberg

Ahora, en 2018, Rystad Energy, una consultura energética independiente de las más seguidas, publicó un gráfico actualizado hasta 2017 que incluye también el gas.

Gráfico 2: Descubrimientos convencionales globales. Fuente Rystad Energy

Si se fijan solo en esta última gráfica parecería que 2012 fue un buen año en lo que a descubrimientos de petróleo y gas se refiere, pero si vuelven a la gráfica anterior verán que en 2012 se descubrió solo una fracción de lo que se descubría en los años 50’s o 60’s o 70’s.

En 2018 se van a consumir aproximadamente 36.338.670.000 barriles en total. Si se han descubierto solo 6.700.000.000 en 2017 quiere decir que en 2018 se consume el equivalente a lo descubierto en los últimos 3 años.

Muchos analistas hablan de la necesidad de aumentar la inversión para poder encontrar suficiente petróleo como para compensar los declives naturales de los campos que ya están produciendo:

the investments required to simply replace natural well declines is huge. Each year, the world loses 3-4 million b/d in production from legacy fields. That’s like losing a Brazil and Qatar every year. Despite mounting demand, new oil discoveries are at their lowest levels since the 1940s.

Gráfico 3: Gastos de capital en la industria en petróleo y gas.

Y parece que la inversión se está recuperando un poco después de los recortes de 2015 y 2016. Sin embargo, un vistazo a los datos de descubrimientos dejan claro que el factor principal que explica la caída de los mismos no es la inversión, si asi fuera la década de mayores descubrimientos tendría que haber sido la que va de 2004 a 2014, y evidentemente no es así. El año con mayores descubrimientos de la historia fue 1948, el año en que Ghawar, en Arabia Saudí, fue encontrado. Nunca se ha superado. El segundo pico de descubrimientos fue en los años 60’s, y desde entonces la caída ha seguido un ritmo bastante estable, sin importar la cantidad de plata invertida.

En Colombia las cosas siguen la tendencia global.

Colombia perforó 20 pozos en el año hasta junio, lo que dejo al país en camino a no cumplir con el objetivo del gobierno de 65 pozos para todo el año

Deberían haber perforado al menos un 30% más para llegar al objetivo.

Para la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), si no se realizan las inversiones necesarias a corto y mediano plazo con el fin de redinamizar la tareas petrolíferas, como consecuencia de la no entrega de áreas, a la vuelta de la esquina el país podría llegar solo a bombear 600.000 barriles de crudo por día

*

Después de esta introducción global veamos como está la cosa petrolera en Colombia hasta Junio de 2018.

Gráfico 4. Producción de petróleo en Colombia y precio del barril de Brent.

Como hace tiempo estoy diciendo la subida de precios se empieza a parecer a la de principios de siglo que terminó en 2008 con el petróleo a más de 147 dolares por barril y una crisis de la que todavía se están recuperando los países ricos.

Esta subida que ha sido bastante fuerte ha tenido el único efecto de evitar mas caidas y estabilizar la producción al rededor de los 850-860 mil barriles diarios. Lo que he llamado la nueva meseta.

Gráfico 5: Producción de petróleo en Colombia y precio del barril de Brent desde 2014.

Si nos acercamos a los últimos 4 años vemos que la meseta ya se extiende desde Junio de 2016 hasta ahora.

Gráfico 6. Variación mensual de la producción de petróleo en Colombia desde 2014.

Las sub idas y bajadas se siguen intercalando, de manera sistemática.

En cuanto al gas, la producción se está recuperando con más rapidez.

Gráfico 7. Producción de gas en Colombia desde 2013

Como los datos del gas son tan malos (un saludo a la gente de la ANH) no podemos ver muy bien la evolución (de todas formas aquí pueden ver los últimos datos publicados por campos.

En comparación con el petróleo el gas si se está recuperando, aunque la caída fue mucho más grande.

Gráfico 8. Compración de la producción de gas y petróleo desde 2013

Seguiremos pendientes de la evolución de las energías fósiles en Colombia en este segundo semestre.

Actualización petrolera de abril

No hay grandes novedades en la producción petrolera colombiana en el mes de abril. La subida de precios que se viene dando desde hace más de un año cuando el precio tocó fondo al rededor de los 30USD por barril, ha tenido el único efecto de evitar que las caidas continuen, llevando a Colombia a la nueva meseta productiva de más o menos 850 mil barriles diarios, un nivel similar al del pico previo que se dió a finales de los 90’s.

Si bien es cierto que parece dibujarse una salida de la meseta hacia arriba, la tendencia es tan leve que no se puede descartar que ocurra lo contrario.El precio del barril se ha multiplicado por 2.5 aproximadamente en este último año y actualmente se mueve cerca de los 75USD, un nivel de precios históricamente alto pero que tal vez no sea suficiente como para incrementar la proxiducción, sobretodo ahora que los grandes campos siguen reduciendo su producción.Desde hace más o menos un año la producción intercala subidas y bajadas casi equivalentes, algo típico en las mesetas productivas.

Mi apuesta sigue siendo que la salida será hacia abajo, pero habrá que seguir pendientes de como evolucionan los campos más importantes y los campos nuevos que han hecho posible mantener la meseta.

En cualquier caso la ANH esta demorándose más de lo normal en sacar los datos por campos. Las estadísticas llevan tiempo deteriorándose, así que tal vez en un tiempo no podremos seguir la evolución de la producción en este país.

Noticias petroleras de octubre

Ante el cambio de tendencia en el precio del petróleo, todos los jugadores se empiezan a mover. La presión para impedir las consultas populares aumenta y se empiezan a agitar los temores al desabastecimiento, las importaciones y la subida de impuestos, esta última como novedad más reciente. Las comunidades y los ecologistas pasan de tener la iniciativa a replegarse y tratar de mantener sus posiciones perdiendo la iniciativa en el frente más importante. Por otra parte en el frente de las fuentes no convencionales al usual debate entre fráking sí o fráking no que cada vez está más igualado, se une la idea de la sustitución del petróleo por energías renovables, sobretodo solar, otra quimera de los crecentistas. En cuanto a la caída de las reservas, como siempre va ganando la idea de que es malo que se acaben, aunque se cuela sorprendentemente la idea de que es mejor que no haya mucho petróleo en la radio colombiana. Eso sí el que la sostiene es un uruguayo.

Aquí vamos:

elespectador.com 1/10: Consultas populares, ¿por qué el malestar?

Para algunos expertos, hay que analizar con más profundidad el costo social y ambiental que le dejó al país una década de intensiva explotación de recursos naturales. Dicen que dudas en el cálculo de las regalías y altos índices de pobreza son el reflejo de que algo no anda bien.

elcolombiano.com 16/10:Producción de petróleo bajó 14 % en septiembre

El Ministerio de Minas y Energía publicó que la producción de crudo en el país aumentó 3,8 % en septiembre, con respecto a los datos de agosto de 2016 y llegó a 859.000 barriles por día.

efecodanalisis.com 16/10:El futuro del petróleo

La recuperación de los precios, apalancada en el aumento coyuntural de la demanda y el éxito de los países de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en controlar la oferta, ha generado optimismo en los países productores sobre la recuperación de los mercados del crudo. Sin embargo, el escenario a largo plazo sigue siendo uno de disminución en la demanda, cuya magnitud varía de acuerdo con distintos análisis.

 

dinero.com 17/10:¿Cuenta regresiva?: Colombia empezaría a importar $30 billones en petróleo al año

Por culpa de las consultas populares y la falta de implementación de técnicas de extracción, al 2022 Colombia se vería en la obligación de importar $30 billones en petróleo al año según estimaciones de Acipet.

elespectador.com 19/10:IVA podría llegar al 25% por la inestabilidad jurídica en la industria petrolera, afirma Acipet.

El presidente de esta asociación asegura que si Colombia pierde su autosuficiencia petrolera comenzaría a desembolsar $30 billones al año por la importación del crudo.

elcolombiano.com 20/10:Ecopetrol elabora presupuesto 2018 con barril de petróleo a US$50

Hace 35 días Felipe Bayón Pardo asumió el cargo como presidente de Ecopetrol y durante ese periodo ha tenido lo que popularmente se conoce como “la suerte del principiante”. En ese lapso el precio de la acción de la empresa se ha valorizado en 6,56 %, entró en vigor un cese bilateral de hostilidades con el ELN, lo que ha evitado que se atente contra la infraestructura petrolera, y el valor del crudo en los mercados internacionales escaló hasta los 52 dólares (ver Protagonista).

bluradio.com 24/10:Aprobación de consultas mineras reduciría producción de petróleo en Colombia

De llegar a ganar el NO, la meta de producción de crudo en el país estaría por debajo de la proyectada durante los próximos 10 años.

 

elpais.com.co 24/10:“Exploración de petróleo con fracking es segura”: Acipet

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos, Acipet, expresó su punto de vista sobre la exploración de petróleo a través del método conocido como fracking (técnica para extraer crudo y gas utilizando agua a presión) y concluyó que es una herramienta segura.

wradio.com.co 25/10: “Mujica: “Si tenemos mucho, mucho petróleo, estamos fritos”

El expresidente de Uruguay José Mújica dijo hoy que si encuentran “mucho, mucho” petróleo en el país puede haber problemas, ya que a otros Estados que tienen una gran cantidad de crudo “no les ha ido bien”.

 

Actualización hasta agosto

Mientras finalmente salen los datos de producción por campos de los últimos meses, vamos a echar un ojo a la evolución de los precios y de la producción nacional de julio y agosto.

En la producción los cambios son mínimos.

Como llevo repitiendo desde hace bastante, Colombia se ha instalado en la meseta de los 850 mil barriles. De hecho esa es casi exactamente la media de producción de este año. Ni un solo mes se ha superado la meta del gobierno para este año:

El Gobierno estableció para el 2017 una meta de producción petrolera de 865.000 barriles por día (bpd).

Así que seguramente no se cumpla.

Como se vé en la gráfica anterior desde septiembre-octubre de 2016 todas las grandes subidas o bajadas se ven prácticamente anuladas por subidas o bajadas equivalentes en el siguiente mes, de forma que la producción se mantiene esencialmente estable.

Sin embargo si ha habido cambios en los precios en las últimas semanas:

 

El precio del barril de brent se está acercando a los 60 dólares, el precio más alto en los últimos dos años, lo cual puede que tenga un efecto positivo en algunos países petroleros más dinámicos que este, sobretodo en Estados Unidos, que ya desde que se estabilizó el precio al rededor de 50 dólares empezó a aumentar de nuevo su producción, hasta el punto de según algunas fuentes puede que se supere el anterior record de producción de ese país:

The EIA is also predicting that U.S. crude oil production will hit 9.9 million barrels per day in 2018, a new high for the United States, according to the agency’s Short-Term Energy Outlook.  The previous high was 9.6 million barrels per day, which was reached in 1970.

Sin embargo estos aumentos de producción pondrían de nuevo una presión bajista sobre los precios, lo cual anularía el efecto anterior y posiblemente volvería a hacer caer la producción en otros productores menos dinámicos…

En realidad nadie sabe lo que pasará en este turbio mercado y las predicciones cada vez son más dificiles y más arriesgadas. En cualquier caso, en lo que respecta a Colombia, los grandes campos seguramente mantengan una ligera tendencia a la baja que por ahora está siendo compensada de forma equivalente por campos nuevos, así que es posible que este año termine igual que empezó: en la nueva meseta.

BP Statistical Review 2016 II: Colombia, el pico del consumo

Aunque sea un poco tarde, como dos meses, este año nos volvemos a acercar al BP Statistical Review, la revisión más completa y referenciada de datos de producción y consumo de petróleo y otras energías del mundo. Ahí, en la columna de la derecha más abajo hay un enlace al Energy Export Databrowser que publica cada año gráficas de producción, consumo, exportación e importación de petróleo, gas, carbón, nuclear e hidroeléctrica de todo el mundo en base a este informe.

En el análisis de este año es más completo, incluimos el análisis del consumo de las energías renovables para dar cuenta de un fenómeno que hasta ahora no habíamos analizado: el pico del consumo de energía primaria. En el post en el que analizamos el BP Statistical Review para toda Amércia Latina ya vimos que el consumo estaba llegando a un máximo a partir del cual solo puede seguir un declive. Esto es lo que decíamos ya en 2015:

“(…) en muy poco tiempo el consumo de energía superará la producción o, para ser más exactos, el consumo tenderá a ajustarse a la producción declinante y arrastrará consigo a la economía.” (TOC 2015)

Ahora vamos a comprobar lo mismo para el caso específico de Colombia.

En cuanto a la producción, la evolución no trae muchas sorpresas y todos los cambios que hay son para empeorar.

Antes de empezar solo falta mencionar dos cosas:

  1. Todos los datos están en Millones de Toneladas Equivalentes de petróleo (MTEP) una medida que permite comparar todos los tipos de energía en los mismos términos.
  2.  BP ofrece datos brutos de producción, no datos netos. Es decir no tienen en cuenta la energía invertida para extraer la energía. La energía neta es la más importante porque es la que realmente llega a la sociedad y permite hacer cosas.

Ahora sí, vamos al análisis.

La situación general

Consumo: ¿el nuevo pico?

Empecemos por un panorama general del consumo del total de energías primarias para ver algunas cosas interesantes antes de volver a centrarnos en las energías fósiles.

Ya sabemos que en cuanto al consumo Colombia no es un país muy relevante dentro de Sur y Centro América:

Consumo total de Energía Primaria en Colombia y Centro y Sur América
Gráfico 1. Comparación del consumo total de energía primaria entre Colombia y el total de Amercia Central y del Sur

Si tenemos en cuenta toda la energía primaria consumida en Colombia, que incluye todas las fósiles, más nuclear, hidroeléctrica y otras renovables (eólica, geotérmica, biomasa y solar) el consumo nacional crece ligeramente mientras que el total de la región cae. Esto, que parece ser una contratendencia no lo es. Las tendencias generales de la Latinoamérica y Colombia se parecen bastante.

Crecimiento consumo energía primaria Colombia Vs. Latam
Gráfico 2. Comparación del ratio de crecimiento del consumo entre Colombia y Amercia Central y del Sur

Así que posiblemente 2017 sea el año en el que el consumo total de energía primaria caiga, es decir, 2016 sería el año del pico del consumo total de energías primarias. Primera buena noticia.

Consumo sumado de todas las energías primarias Colombia
Gráfico 3. Consumo sumado de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016
Evolución del consumo de energías primarias Colombia
Gráfico 4. Consumo de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016

 

Por el momento es la subida del consumo del petróleo, la hidroeléctrica y las otras renovables la que permite aumentar el consumo total este año. Si fuera solo por las fósiles el consumo ya habría caído:

Consumo sumado de todas las energías fósiles Colombia
Gráfico 4. Consumo total de energías fósiles en Colombia. El púnto máximo es 2015

2015 fue, ya está confirmado, el año del pico del consumo de energías fósiles. Segunda buena noticia.

El reparto por fuentes el año pasado fue:

Consumo energía primaria 2016
Gráfico 5. Reparto del consumo de energía primaria en Colombia.

Basícamente se redujo el consumo de Carbón y aumentaron todos los demás. La dependencia del petróleo subió dos puntos, la del gas natural uno y la de la hidroeléctrica dos. Las otras renovables, básicamente solar, eólica, biomasa y geotérmica subieron 0.2%.

La evolución histórica de estas proporciones es la siguiente:

Evolución del consumo de energía primaria
Gráfico 6. Evolución del reparto de energías primarias en el consumo en Colombia

El consumo de petróleo lleva años subiendo, aunque es el gas el que más aumenta a costa de la pérdida de importancia de la hidroeléctrica y el carbón, dejando a las energías fósiles casi el 75% del consumo total.

Producción: dos picos y medio

Por alguna razón el informe de BP no incluye datos de producción de hidroeléctrica, así que solo incluimos aqui los datos de producción de energías fósiles:

Gráfico 7. Producción por fuente energética. Solo energías fósiles

En total la producción de energías fósiles ha caído, a pesar de que el carbón esté en máximos históricos, apenas un poco por encima de su meseta de las 60 MTEP:

Gráfico 8. Producción sumada por fuente energética. Solo energías fósiles

El pico total de las energías fósiles en Colombia fue 2014, y se debe a los picos casi simultáneos del gas y del petróleo y a que el carbón no ha podido compensar esas caídas. Toda parece indicar que el petróleo y el gas van a volver a caer en 2017, así que, si el carbón no dispara su producción, seguramente las caídas totales se aceleren el año que viene. Tercera buena noticia.

Veamos más de cerca los datos de producción y consumo de Petróleo, Gas y Carbón, en ese orden.

Petróleo

Producción y Consumo de Petróleo Colombia 1965-2016
Gráfico 9. A la izquierda en miles de barriles diarios la producción (azul) y el consumo (rojo) de petróleo de Colombia. Se pueden identificar hasta tres picos de producción. El primero en 1970, el segundo en 1999, que fue el del crudo liviano y el tercero y tal vez definitivo en 2013-2015, una vez que incluso los campos de crudo pesado están llegado a su máximo extractivo. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

La meseta del millón de barriles que se mantuvo hasta el año 2015 se terminó. Como ya apuntabamos en el anterior análisis, 2015 fue el pico de producción según BP (aunque según la ANH fue en 2013) y en 2016 la caída ha sido ya importante. En 2016 la producción media ha sido de 48.8 MTEP frente a las 53 del 2015 una caída de un 8% aproximado, que por los datos de la primera mitad de 2017, aunque se reduce un poco, no parece detenerse.

La caída de la producción de finales de los 90’s, tras el segundo pico del petróleo en Colombia fue gravísima. En esa época el barril de petróleo se hundió por debajo de los 10 dolares, sí, menos de 10 dolares llegó a costar el barril de petróleo Brent en los mercados internacionales. Y eso afectó a las finanzas nacionales, obviamente no era el único factor, pero a Colombia no le va muy bien cuando los precios de su principal exportación se derrumban. De hecho ni el consumo ni la producción retomaron los niveles de finales de los noventas hasta ya pasado 2010, en lo que podría llamarse la década perdida del petróleo colombiano.

Ahora se empieza a dibujar una caída con precios internacionales de entre 45 y 55 dólares el barril. Una franja de precios que ha sido en el peor de los casos de más del triple que la de los 90’s ha conseguido una caída casi igual de fuerte. Ahora estamos en la nueva meseta, la de los 850 mil barriles diarios. Veremos cuanto dura.

El consumo mantiene una tendencia que empezó en 2009 y cuya inercia se mantiene, aunque todo apunta a que el próximo año será en el que ya se note una caída. La crisis parece volver a asomarse trás lo que tal vez fue la década exitosa del petróleo colombiano (2005 – 2015) en la que la producción prácticamente se duplicó y el consumo creció un 50%.

La relación entre la producción y el consumo obviamente se deteriora. Ahora se consume más del 32% del total producido, 3% más de lo que se consumía el año pasado, es decir se exporta un poco menos:

Gráfico 10. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del petroleo producido (es decir, exportación).

Este cambio puede ser engañoso. Tal vez Colombia por su posición en la economía internacional, esta condenada a exportar la mayoría de su petróleo, para alimentar a las economías industrializadas, mientras que aquí se quedará solo lo imprescindible para mantener las estructuras que permiten esa misma exportación. De esta forma es posible que esta relación entre consumo y producción puede no empeorar tan rápidamente como pensabamos antes. Lo cual implica, obviamente, una reducción de la demanda, o lo que es lo mismo, crisis.

Gas

El gas es un caso especial. Ha sido el tipo de energía cuyo consumo más ha crecido en los últimos 20 años, hasta casi alcanzar a la hidroeléctrica y casi duplicar el consumo de carbón, como vimos antes, y cuya producción menos ha sufrido los vaivenes de las crisis.

Producción y Consumo de Gas en Colombia
Gráfico 11. En rojo el consumo de gas y en azul la producción. Se puede observar como la producción seguía una curva de crecimiento más o menos lineal para acelerarse a partir de 2007 lo cual probablemente haya acelerado su caída desde 2013. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo

La producción ha crecido casi exactamente al mismo ritmo que la demanda. Esto fue así hasta hace unos 10 años. En 2006 fue el último año en que la producción y el consumo fueron iguales, desde entonces se desacopló y la producción empezó a crecer más rápido. En 2013 la tendencia se invirtió y la producción empezó a caer mucho más rápido que el consumo. El año pasado ya apuntaba a que de seguir el ritmo de la caída pronto seríamos importadores de gas:

Como ya apuntábamos también el año pasado y anteriores posts Colombia está a punto de ser importadora de gas, tal vez, tan pronto como este mismo año 2016. La caída el año pasado sigue la tendencia del año anterior con la diferencia de que el consumo se frena evitando haber llegado ya a la importación.

Y teníamos razón, este año ya lo somos. Por ahora muy poco 0,1 MTEP al día. Pero esto solo es así porque el consumo también lleva dos años bajando. En los primeros 8 meses de 2017 las cosas no mejoran en cuanto a producción, así que el pico del gas, que curiosamente también llegó en 2013, y su posterior declive puede ser mucho más acusado que el del petróleo y puede traer también muchos problemas. Por la propia naturaleza del mercado del gas seguramente veremos al consumo de gas seguir muy de cerca la caída de la producción. Esto ha tenido un curioso efecto sobre la Agencia Nacional de Hidrocarburos: dejó de actualizar los datos de producción de gas desde octubre de 2016.

Gráfico 12. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del gas producido (exportaciones).

Carbón

Producción y Consumo de Carbón Colombia
Gráfica 13. La producción de carbón (azul) y el consumo (rojo) en Millones de toneladas de petroleo equivalente. La producción creció de forma casi exponencial hasta 2011, a partir de entonces se encuentra estancada. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

Carbón es lo que produce Colombia en cantidad. Como vimos más arriba es más del 50% de la energía fósil que produce. Y la subida parecía también imparable, apenas había habido bajadas o estacamientos, pero desde 2011 la cosa esta regular. Aunque en 2016 la producción fue record (y en esto sí nos equivocamos, porque esperabamos que la producción no superara el pico de 2012), desde hace unos años las crecidas prácticamente anulan a las caídas. Y esto no ayuda a mejorar el plano general de la energía en colombia.

El consumo también cae, por lo que la relación entre la producción y el consumo es inmejorable. Se puede exportar más del 90% de lo que se produce:

Relación producción y consumo de carbón en Colombia
Gráfico 14. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

 

Otros posts del BP Statistical Review:

 

Análisis de La Cira-Infantas y el Recobro Mejorado en Colombia

Este año hemos visto muchas noticias sobre la Cira-Infantas, uno de los campos más antiguos del país. En este post vamos a echar un vistazo a lo que está pasando en matería energética allí.

Desde hace unos años hay cierta euforia acerca de lo que está pasando allá. Esto es lo que se decía en 2008:

Recuerden que en ese año Colombia llegaba al millón de barriles diarios extraídos. Era la segunda época dorada del país.

Pero para entender porque tanta alegría empecemos por el principio. Este campo (o estos campos, porque en las estadísticas de la ANH La Cira e Infantas son dos campos diferentes), se empezó a explotar en 1918. 10 años después ya producía en torno a los 60.000 barriles diarios y tocó techo en 1939 con casi 65.000 barriles diarios. En los años 50 hubo una primera inyección de agua para reducir la velocidad de la caída, lo cual consiguío mantener el nivel de producción más o menos estable hasta mediados de los 70. Desde entonces empezó un lento declive que lo llegó hasta los 5.000 barriles diarios en los años 2003-2006. Y ahí es cuando empieza la segunda infancia de La Cira-Infantas, y la causa de toda esa euforia.

Fuente: Presentación de Ecopetrol en el II Foro Mundial de Rocobro Mejorado (2014). Clic aqui para descargar.

Desde 2003 se redesarrolla la inyección de agua y aproximadamente en 2007, la producción se disparó hasta un 800% y recuperó niveles de los años 50. Esto se consiguió gracias a las técnicas de recobro.

El recobro y el recobro mejorado

Normalmente de los pozos de petróleo el petróleo fluye. Al menos al principio.

Esto se debe a la presión a la que está almacenada el recurso. Pero tan pronto como se abre el pozo la presión empieza a descender hasta que llega un momento en el que el petróleo ya no sale solo. Ahí es cuando se acaba lo que se conoce como el recobro primario y empieza el recobro secundario. El recobro secundario normalmente consiste en inyectar agua al pozo para mejorar la presión, o gas o algo similar. Estas dos formas de recobro son más o menos convencionales. Una vez que esto deja de funcionar, por ejemplo por que se empieza a sacar más agua que petróleo, comienza lo que se llama el recobro terciario o recobro mejorado, en el que se utilizan técnicas más complejas que se basan en la modificación de las características del petróleo para facilitar su salida.

En definitiva se trata de exprimir los pozos lo máximo posible. ¿Y cuánto es lo máximo posible? Pues parece ser que la cantidad de petróleo que se consigue extraer de la mitad de los pozos del mundo es máximo del 36% del total del pozo (esto quiere decir que de la otra mitad se recupera más, con un tope máximo de un 65%, pero también que hay muchos en los que se recupera mucho menos). Es decir que por cada 100 barriles que se descubren en ese 50% de los pozos del mundo se consiguen extraer máximo 36. ¿Les parece poco? Pues en Colombia la cifra es exactamente la mitad.

Según algunas referencias (como esta) Colombia no es un lugar donde se hayan usado muy intesamente esas técnicas, pero como hemos visto hay algunos campos donde los resultados no han sido para nada despreciables. Sin embargo esto no quiere decir, como se afirma muy insistentemente que el recobro o el recobro mejorado vayan a evitar la dependencia energética.

Límites del recobro

Volvamos a La Cira-Infantas. No se puede negar que gracias al recobro secundario la producción se ha multiplicado por  más de 7 en pocos años, pero no es lo mismo perforar un pozo de petróleo y dejar que fluya, como vimos en el vídeo, a tener que inyectar agua a presión o gas para que siga saliendo. En otras palabras la energía neta que aportaba al país La Cira-Infantas en los años 50 era superior a la que aporta ahora mismo aunque en volumen la cantidad sea la misma. ¿Porqué? porque del total de energía que sale del pozo una parte se gasta en inyectar el agua que permite su extracción y en gestionarla cuando vuelve a salir del pozo.

Dicho de otra forma, esto significa que, aunque algunos se las prometan muy felices, aplicando el mismo esfuerzo el resultado es peor. Por eso aunque la cantidad de barriles que salen de La Cira-Infantas sea la misma, la cantidad de energía ha caído. Y ahí esta el quid de la cuestión.

Los últimos años

Y en esa situación se sigue. La Cira-Infantas continúa produciendo lo mismo desde hace unos dos año, pero la cantidad de energía neta seguramente siga cayendo.

La gráfica que vimos al principio termina en 2014. ¿Qué ha pasado desde entonces? Pues todo ha cambiado pero nada ha cambiado. Entre finales de 2014 y principios de 2016 la producción volvió a retomar las caídas, al menos en La Cira (recuerden que según las estadísticas de la ANH La Cira e Infantas son dos campos diferentes). Estas caídas se vieron parcialmente compensadas por las subidas en Infantas en ese mismo momento. Sin embargo ahora pasa justo lo contrario, Infantas vuelve a descender desde mediados de 2015 y La Cira vuelve a crecer desde mediados de 2016.

Sumando los dos las cosas quedan así:

En conjunto al menos desde 2013 (no tengo los datos de Infantas anteriores a 2013) estos campos se encuentran en lo que se conoce como la meseta ondulante al rededor de los 40.000 barriles. Recuerden, más de un 50% por debajo de su máximo de producción allá por los años 30.

Y este estancamiento ha venido acompañado más recientemente de otras noticias ya no tan alegres:

Por protestas, el campo La Cira-Infantas está a punto de una parálisis

Según el presidente de Ecopetrol se han presentado actos vandálicos que impiden la normal operación del complejo petrolero.

Seguiremos pendientes de la evolución de estos campos en las próximas actualizaciones.

Nos vemos pronto.

Noticias Petroleras de mayo

Entre bloqueos, protestas y manifestaciones ha pasado el mes de mayo. En Buenaventura, en el Chocó, en Bogotá… estas son las ramificaciones de la crisis económico-energética que vive el país. No me resiste a pegar un enlace relacionado, por si usted no se ha enterado. A todas estas protestas el estado a respondido con una sola propuesta: palo. El ESMAD. Hombres armados. (No se extrañen, primero caerán las estructuras sociales más complejas, los estados, las ciudades, las bolsas, la logística global, y luego todo volverá a la calma)

Bueno, aquí encontrarán noticias sobre la caída de las reservas, los bloqueos y ataques a La Cira y su reapertura.

portafolio.co 9/05: ‘Futuro del petróleo colombiano no es brillante’, Canacol

La empresa podría abandonar el negocio del crudo por sus bajas perspectivas y se dedicaría solo al de gas.

elcolombiano.com 15/05:Minminas reportó caída en abril de la producción de petróleo y gas

El Ministerio de Minas y Energía reportó que la producción de petróleo durante abril fue de 857.000 barriles por día (bpd), lo que significó una disminución de 6,33 % en comparación con el mismo mes de 2016, donde fue de 915.000 bpd.

caracol.com.co 17/05:Reservas de petróleo en Colombia siguen declinando: Acipet

La exploración de nuevos yacimientos se mantiene muy baja.

noticiasrcn.com 25/05:Producción petrolera en campo La Cira-Infantas cayó un 80% por protesta social, indicó Ecopetrol

Los manifestantes exigen que sólo sean habitantes del área específica en donde están ubicados los campos de producción petrolera los que sean contratados para trabajar allí.

eltiempo.com 27/05:Normalizan bombeo en el campo petrolero La Cira-Infantas, en Santander

La decisión fue adoptada tras dirimir el bloqueo que lideraron comunidades de Barrancabermeja.

 

(Por fin la) Actualización de Diciembre

Bueno, después de casi 7 meses sin que la ANH actualizara los datos de producción por campos, por fin los tenemos. Así que después de tanta poesía (Drama, Decepción, The Limits to Growth) y de tanto ensayo fallido (La Bicicleta) volvemos a lo tradicional: el análisis de datos, (eso sí, no dejaré de publicar el resto de cosas).

Recientemente se publicaron también los datos de producción provisionales a nivel nacional para el mes de marzo. Así que esta actualización es doble, a nivel nacional hasta ese mes y los detalles por campos, municipios y departamentos hasta diciembre pasado. Hay algunas novedades interesantes, así que sigan atentos.

*

La producción nacional llevaba desde septiembre hasta febrero estable en torno a los 850-860 mil barriles diarios. Al mismo tiempo el precio del barril de brent se había mantenido entre 45 y 55 dolares.

Produccion total y precio
Gráfico 1. Producción total de petróleo de Colombia y precio del barril de brent desde 1997 hasta Marzo de 2017. El punto más bajo del ciclo actual se encuentra a la altura del punto más alto del ciclo anterior. Elaboración propia con datos de la ANH para la producción y de eia.gov para el precio

Sin embargo, sin que hubiera cambios en el precio, la producción se desplomó en marzo hasta los 804.000 barriles, como se ve más de cerca aquí:

Gráfico 2. Producción total de petróleo de Colombia desde Junio de 2014 hasta Marzo de 2017. Elaboración propia con datos de la ANH para la producción y de eia.gov para el precio

Es una caída bastante abultada, la más grande de los últimos años, al rededor de un 7%:

Variación mensual
Gráfico 3. Variación mensual de la producción de petróleo en Colombia. Elaboración propia con datos de la ANH. La última caída es la más pronunciada desde que empezó la crisis de precios en 2014.

La meta del gobierno es de 865 mi lbarriles al día para todo 2017.

El Gobierno estableció para el 2017 una meta de producción petrolera de 865.000 barriles por día (bpd).

En todo el primer trimestre de 2017 no se ha llegado a tal cifra, es más, desde julio de 2016 no se llega, así que parece que una vez más no se van a cumplir las previsiones. Aunque tal vez las mías tampoco. Veremos si 2017 es el año del renacer petrolero como se esfuerzan es repetir por ahí.

Como ya se imaginan, siempre que hay un descalabro de este tamaño hay que mirar hacia Arauca, el departamento donde la volatilidad y los cambios bruscos son lo habitual. En este caso ya lo sabiamos, porque durante el último mes y medio se habló bastante de eso:

El bombeo de petróleo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia, fue restablecido después de haber estado cerrado por 46 días como consecuencia de una escalada de ataques de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informaron el miércoles fuentes militares.

Como siguió cerrado hasta principios de abril, seguramente la caída se note también en la producción de este mes. De todas formas, hasta mediados de año, por lo menos, no podremos ver mucho de lo que esta pasando en Arauca ahora. Más adelante veremos un poco más en profundidad lo que pasó el año pasado.

Producción por campos, municipios y departamentos

Producción por campos
Gráfico 4. Producción total de petróleo en Colombia por campos desde 2009 hasta Diciembre de 2016. Elaboración propia con datos de la ANH

Entre más va pasando el tiempo, más detalles se van haciendo importantes y más profundidad y más líneas de análisis se abren. Pero empecemos, como siempre, fijándonos en los campos más importantes. Entre Septiembre y Diciembre, la producción se mantuvo bastante estable, como dije, entre 837 y 858 mil barriles diarios.

Como se puede ver, los 14 campos más importantes representan más de la mitad del total,  y mantuvieron su tendencia a la baja aunque el total de la producción se haya mantenido, lo cual apunta a que se estén reabriendo campos pequeños que fueron poco rentables durante los meses más duros de la crisis de precios en la que estamos y estos han compensado las caídas de los campos más grandes:

Gráfico 5. Producción de petróleo de los 14 campos más importantes que representan casi el 60% de la producción total. Elaboración propia con datos de la ANH

Rubiales sigue siendo el campo más grande del país. Sin embargo si comparamos su producción con la de la suma de Castilla y Castilla Norte, estos dos superan a Rubiales por primera vez desde 2009. Aunque su producción conjunta se haya reducido en casi 15 mil barriles desde el máximo que alcanzaron en febrero de este año.

Rubiales vs Castilla
Gráfico 6. Campo Rubiales comparado con Castilla + Castilla Norte. Elaboración propia con datos de la ANH

No es que en Castilla estén yendo muy bien las cosas. Lo que pasa es que en Rubiales las caídas son escandalosas y se siguen acumulando:

Variación mensual rubiales
Gráfico 7. Variación mensual de la producción de Campo Rubiales. Elaboración propia con datos de la ANH

Ha perdido 100 mil barriles, casi el 50% del total, desde 2013 cuando empezó su declive.

El resto de los grandes campos (los que tienen una producción media superior a los 10 mil barriles diarios) se comportan con cierta estabilidad en los últimos 6 meses:

Gráfico 8. Producción de los campos más importantes exceptuando Rubiales. Elaboración propia con datos de la ANH

De los cuatro más grandes (después de Rubiales) Quifa es el que tiene más problemas, perdiendo casi 20 mil barriles en los últimos dos años. Los dos campos de Castilla y Chichimene se mantienen estables con ligera tendencia a la baja.

Gráfico 9. Producción de Castilla, Quifa, Chichimene y Castilla Norte, desde Enero de 2009 hasta Diciembre 2016. Elaboración propia con datos de la ANH

Volvamos otra vez a Arauca, como dije antes, el departamento que normalmente explica las grandes caidas repentinas en la producción nacional.

Gráfico 10. Producción total de Colombia y producción del Departamento de Arauca. Elaboración propia con datos de la ANH

La gran caída de marzo ya se empezaba a dibujar en diciembre como pueden ver y esos 40 mil barriles que se dejen de producir, pueden significar que las metas de producción de este año se cumplan o no.

Gráfico 11. Producción por campos del departamento de Arauca. Elaboración propia con datos de la ANH.

En Arauca el campo dominante sigue siendo Caño Limón, aunque cada vez represente un porcentaje menor del total departamental. Los campos aqui recogidos suponen al rededor del 90% del total de Arauca y ante el declive, ya terminal, de Caño Limón, se empieza a hablar de una agresiva campaña para que Chipirón apoye el mantenimiento de Arauca como zona productora:

Chipirón se convierte en uno de los campos con alta producción del territorio nacional, lo que compensara en los próximos meses el decrecimiento en la extracción de crudo de Caño Limón.

Este proyecto, operado por Occidental, y supervisado por Ecopetrol, se encuentra en una agresiva campaña de desarrollo que lo llevó a arrancar el año 2017 con una producción ‘récord’ de 14.000 barriles por día.

En la actualidad, Chipirón cuenta con 19 pozos en producción, pero recientemente se iniciaron las labores para perforar cuatro adicionales, tarea que se desarrolla desde una plataforma multipozo.

Esta información es de febrero, así que hasta mediados de año no tendremos datos concretos para saber el efecto, pero podemos ver como se estaban comportando Chipirón y Caño Rondón (el otro campo grande de Arauca) hasta diciembre pasado:

Gráfico 12. Producción de Chipirón y Caño Rondón (Arauca) desde Enero de 2010 hasta Diciembre de 2016. Elaboración propia con datos de la ANH.

No entiendo muy bien porque dicen que arrancar enero con una producción, en Chipirón, de 14 mil barriles es un récord, si producía casi 16 mil en abril de 2015. Estos dos campos se empezaron a explotar en 2011 y desde 2015 su declive ya parece terminal. Esto es lo mejor que queda dado el perfil petrolero de este país… Para saber que pasa en realidad tendremos que seguir de cerca la evolución de estos campos.

De todas formas si todas las esperanzas para reponer lo que producía Caño Limón, están puestas en Chipirón, está claro que no van a tener mucho recorrido:

Gráfico 13. Comparación entre Caño Limón y Chipirón. Elaboración propia con datos de la ANH

Por último también ha habido bastante ruido mediático al rededor de un viejo conocido, La Cira, el campo más antiguo de Colombia.

el área de producción de petróleo más antigua del país, esta zona insignia del sector va camino a la meta de lograr de nuevo una producción de 50.000 barriles diarios, nivel que logró hace más de 70 años.

Segun las estadísticas de la ANH La Cira produce al rededor de 28 mil barriles diarios e Infantas al rededor de 10 mil, por lo que juntos suman 38.000.

En Barrancabermeja hay tres campos más que juntos suman unos 3 mil barriles más, aunque han estado decreciendo en el último año. Juntándolos todos, la producción media anual de 2016 es de unos 40 mil barriles y si se consideraran un solo campo, que es lo que parecen hacer en las noticias, sería el quinto campo más grande del país.

Gráfico 14. Producción por campos de Barrancabermeja. Elaboración propia con datos de la ANH

Hasta aquí la esperada actualización de datos final de 2016. 2017 parece seguir la tendencia bajista, pero ya veremos que pasa.

Noticias petroleras de diciembre

El repaso a las últimas noticias del 2016. Un año bastante malo en cuestión petrolera, sobretodo por la pérdida de al rededor de 200.000 barriles y por que cada barril rinde cada vez menos. Esto fue lo que dió de sí diciembre:

armandobronca.com 1/12: “Colapso de la Aviación en Latinoamérica

La aviación en Latinoamérica tiene los días contados

No por anunciado por mi, está ocurriendo, pero me entristece que ocurra es la evidencia del Colapso de la Sociedad Industrial y por supuesto se tiene que presentar primero y se presenta, en los países marginales de la civilización.

eltiempo.com 2/12: “Desde este viernes, pararán la producción del oleoducto Caño Limón

Con la parálisis, cada día se dejarán de producir unos 50.000 barriles de petróleo en el país.

lapatilla.com 12/12: “Campo petrolero de Occidental en Colombia reinicia producción de crudo

La estadounidense Occidental Petroleum Corp reanudó la producción de crudo en el campo de Caño Limón en Colombia, que permaneció suspendida más de una semana por una escalada de ataques de la guerrilla del ELN contra un oleoducto, informaron el lunes fuentes militares y de la industria petrolera.

contagioradio.com 13/12: “EL MAPA DEL FRACKING EN COLOMBIA

Son 43 bloques petroleros en Colombia los que aparecen clasificados como ‘yacimientos no convencionales de hidrocarburos’, es decir, que podrían ser destinados para fracturamiento hidráulico o fracking, como lo evidencia un mapa realizado por Fidel Mingorance, de acuerdo con los datos del informe ‘Mapa de tierras’ de la Autoridad Nacional de Hidrocarburos, ANH, publicado el pasado 19 de octubre de este año.

eltiempo.com 21/12: “Tras caída de 60 % en inversión, las petroleras prevén mejoría en 2017

En exploración y producción habrá de US$ 4.470 millones a US$ 4.940 millones.

20minutos.com 21/12: “Colombia: Caen a la mitad ataques contra sector petrolero

Los ataques contra la infraestructura petrolera en Colombia cayeron a la mitad en 2016, informó el miércoles la Asociación Colombiana de Petróleos.El presidente de la Asociación, Francisco Lloreda.

gestion.pe 31/12: “Santos sancionó reforma tributaria en Colombia

Tras su largo y polémico tránsito en el Congreso de la República, el presidente Juan Manuel Santos sancionó este jueves la reforma tributaria, la cual entrará a regir a partir del primero de enero de 2017.

BP Statistical Review 2014 Colombia

La petrolera BP publica cada año en junio, desde hace 64, su Statistical Review, es decir, sus estadísticas de producción, consumo, exportación/importación, etc, de diferentes tipos de energía, especialmente, claro, de petróleo, gas y carbón.

Mucha de la información que circula por internet y muchas de las decisiones que toman inversores y gobiernos se basan en estas estadísticas, tal vez la recopilación más abundante y fiable de este tipo de datos.

Aunque hace ya unos meses que salieron y ha habido muchos posts por todas partes basados en estos datos (crudeoilpeak.info ha publicado este, este este en inglés), yo no había hecho nada con ellos, asi que voy a poner aquí un resumen de lo más importante referente a Colombia, pues aportan información interesante que no había cubierto en este blog todavía y que puede ser útil en estos tiempos tan convulsos en los que estamos.

Este post se va a basar en tres datos diferentes: los de producción, los de consumo y los de la relación entre uno y otro para ver la posible evolución futura de ambas.

Empecemos por lo primero: el petróleo.

Colombia tiene una historia petrolera centenaria, pero no llegó a ser un país de alguna manera relevante hasta los años 90 cuando empezó a exportar cantidades relativamente grandes de crudo.

image (24)
Gráfico 1. A la izquierda en miles de barriles diarios la producción (azul) y el consumo (rojo) de petróleo de Colombia. Se pueden identificar hasta tres picos de producción. El primero en 1970, el segundo en 1999, que fue el del crudo liviano y el tercero y tal vez definitivo en 2013, una vez que incluso los campos de crudo pesado estan llegado a su máximo extractivo.

Al pico de producción de los años 90 le precedió un pico de consumo interno que no se superó hasta hace más o menos un lustro. La producción, como ya sabemos se disparó gracias al elevadisimo precio que alcanzó el petróleo a partir de 2008, que hizo rentables pozos ya conocidos pero demasiado caros como Rubiales, y a la consecuente inversión en exploración y en recobro mejorado, pero se estanca en 2013 (en media anual), lo cual es llamativo porque es mucho antes del desplome de precios, y esto se debio declive de la producción de campos tan importantes como Rubiales, que como vimos aquí, ha perdido más de un 30% de su producción en los últimos años.

Es evidente que la producción siempre ha sido más alta que el consumo, salvo durante la última mitad de los 70’s y la primera de los 80’s, y ultimamente esta relación ha sido bastante buena.

La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción. Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido, del petroleo producido.
Grafíco 2. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del petroleo producido (es decir, exportación).

Actualmente Colombia consume más o menos un 30% del petróleo que produce, mucho menos que en casi ningún otro periodo de los últimos 70 años. Desde 1979 ha habido una caída bastante importante. Se pasa de consumir un 130% de lo que se produce (es decir se importa) a consumir solo un 30%, es decir se exportan hasta 700.000 barriles diarios. Sin embargo este descenso más o menos continuado se ha frenado en los últimos cuatro años con la llegada al tercer pico en 2013 y el continuado aumento del consumo. De no crecer la producción más rápido que el consumo, algo en verdad dificil en el futuro que viene, incluso según las previsiones más optimistas del gobierno, veremos como cambia rápidamente esta relación.

El gas

En rojo el consumo de gas y en azul la producción. Datos en Toneladas equivalentes de petróleo
Grafico 3. En rojo el consumo de gas y en azul la producción. Datos en Toneladas equivalentes de petróleo

Colombia nunca ha sido un gran productor ni consumidor de gas. Todo el gas producido se consumió hasta el año 2007. A partir de ahi se exportó algo, pero el pico de exportación fue 2013 cuando se exportó al rededor del 20% de la producción, en 2014 las exportaciones solo fueron del 8,5%. El consumo de gas es el que crece más rápidamente de los tres.

La línea azul
Gráfico 4. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul siginifca menor porcentaje consumido del gas producido (exportaciones).

El carbón

En cambio el carbón hace ya unas décadas es la fuente de energía más importante del país.

Gráfica 5. La producción de carbón (azul) y el consumo (rojo) en Millones de toneladas de petroleo equivalente.
Gráfica 5. La producción de carbón (azul) y el consumo (rojo) en Millones de toneladas de petroleo equivalente.

El pico de producción llegó en 2012 y se mantiene casi en ese nivel en el 2014. El consumo llego a su máximo en 2013, pero siempre ha sido bajo y las variaciones han sido mínimas en los últimos decenios.

La relacion entre consumo y producción es obviamente la mejor. Se consume una fracción mínima de la que se produce y por tanto Colombia es un gran exportador de carbón:

Gráfico 6.
Gráfico 6. La línea azul representa lo mismo que en las gráficas 4 y 2 pero con respecto al carbón.

El problema es que esta relación llegó a su mejor momento en 2007: se exportaba casi el 95% de la producción. Desde 2003 hasta ahora el nivel de exportación oscila entre el 95% y el 91%. Al igual que en los casos del gas y el petróleo lo mejor ya ha pasado, cada vez se exporta menos porque o bien se consume más o se produce menos, o una combinación de ambos, que es peor.

Veamos ahora como suman todas estas energías para ver mejor el panoráma energético colombiano (click en la imágen para ver más grande)

A la izquierda (Gráficos 7 y 9) la producción primero separada y luego sumada de gas, carbón y petróleo, para ver como el ritmo creciente de producción de todas las energías que empezó a principios de este siglo gracias sobretodo al carbón, ha parado casi en seco desde hace dos años. A la derecha (Gráficos 8 y 10) el consumo primero separado y luego sumado de gas, carbón y petróleo, para ver como salvo en el caso del carbón el consumo se encuentra en máximos historicos y tiende a crecer a un ritmo bastante rápido, como se ve especialmente en el gráfico 10.

La relación entre consumo total y producción total es la siguiente:

Gráfico 11. Producción (azul) y consumo (rojo) de todas las energías fósiles en Colombia
Gráfico 11. Producción (azul) y consumo (rojo) de todas las energías fósiles en Colombia en Millones de toneladas equivalentes de petróleo
Gráfico 12.
Gráfico 12. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul siginifca menor porcentaje consumido de energía producida (exportación).

Al igual que en los casos individuales, la suma total presenta el mismo patrón. Un lector despistado podría pensar que estamos en el mejor momento posible, cuanto el consumo solo representa la fracción más baja que nunca de la producción y por tanto se exporta la mayor parte de la misma. A este lector hay que recordarle dos cosas: primero que el punto justo antes de empezar a caer es, obviamente, el más alto y segundo que vender cantidades record cuando los precios son más bajos no es tan buena idea. Es justo ahora, para desgracia de todos, cuando el ajuste comienza. Y viendo los datos de exploración con caídas superiores al 80% durante este año y sabiendo que las reservas en Colombia solo duran unos 6 años y medio al ritmo de producción actual, el ajuste será rápido y duro. Las cosas ahora, solo pueden empeorar.

[BP Statistical Review 2015 Colombia]

Actualización junio

Nos saltamos la actualización de mayo y nos vamos directamente a junio, para encontrar algunos datos interesantes. El precio internacional de petróleo se vino hundiendo despues de registrar subidas en mayo hasta los 61 dolares. La caída sostenida de los precios empieza a impactar la producción de una forma cada vez más evidente. En mayo la producción se mantuvo en 1.026 millones de barriles al  día, en junio se desploma hasta los 1.009. Y parece que los datos de julio van a ser todavía peores.

image (18)

Hagamos zoom para ver mejor lo que pasado en los últimos 12 meses. El precio ha caido casi un 50%, sin embargo la producción se ha mantenido e incluso ha aumentado, al menos hasta enero de este año. A partir de entonces el impacto de los precios bajos empieza a notarse. Veremos que pasa en julio y agosto con las nuevas y pronunciadas caídas del precio de al rededor de 20 dólares el barril, y con las perspectivas de que esto continúe: “lower for longer” es el lugar común de cada vez más analistas.image (19)

Detalles

Esta fuerte caída recae sobretodo sobre los hombros de los grandes campos: Rubiales y Castilla. Hace unos días Portafolio nos sorprendía con una noticia un poco rara.

Rubiales ya no es el mayor productor de petróleo en Colombia

El campo Castilla, de Ecopetrol, lleva dos meses con un volumen por encima de los 120.000 barriles promedio diario.

Parecen querer decir que Castilla ha crecido tanto que ha superado al que llegó a ser el mayor campo productivo de Colombia, cuando en realidad es la caída de la producción en Campo Rubiales la que habría permitido este sorpasso. En cualquier caso las estadísticas son engañosas: Campo Rubiales ha sido recientemente dividido en las estadísticas de la ANH en dos contratos diferentes: Piriri y Rubiales ambos explotados por Meta Petroleum. El primero extrae al rededor de 40 mil barriles (y bajando) y el segudno al rededor de 120 mil (y bajando). Por lo tanto Rubiales produce al rededor de 160 mil barriles en total, la cifra más baja desde 2011 para este campo.

Portafolio encambio no tiene problemas en unir hasta 7 campos de hasta 4 contratos diferentes operados todos por Ecopetrol para presentarlo como un campo que produce a niveles record, eso sí, siempre mucho más bajos que los 160.000 barriles diarios de Rubiales.

image (23)

Pasemos ahora, como siempre, a ver como evolucionan los campos más importantes, que representan más del 50% de la producción total. Como ya hemos visto muchas veces, esta depende de solo 14 campos:

image (20)

Despues del leve crecimiento despues del fin del declive de principios de 2014, estos 14 campos vuelven a decrecer y se alejan de los 600.000 barriles. Como siempre unos de estos campos crecen y otros decrecen.

En terminos interanuales los únicos que crecen son: Castilla, Chichimene, Castilla Norte, Pautosur Chichimene SW y Moriche:

image (21)Sin embargo como se puede ver, el ritmo de crecimiento, que aparentaba ser exponencial hasta principios de este año, se frena, especialmente porque Castilla y Chichimene se estabilizan tras meses de fuertes incrementos. Este grupo solía tener un campo más, Quifa, que ha pasado al grupo de campos que decrecen. Este grupo terminará por desaparecer, obviamente, y el grupo de campos que decrecen terminará absorbiendolos a todos:

image (22)

Veamos algunos de los datos más llamativos:

Campo Rubiales, que a pesar de todo, sigue siendo el campo más grande, hoy solo representa el 16% de la producción total, cuando llegó a representar más del 22%. Ha perdido un 31% de su producción desde su pico en 2013. Un 15% en los últimos 12 meses.  Además a Pacific Rubiales, la empresa que explota el campo a traves de Meta Petroleum,  se le acumulan los problemas, aunque de otro tipo:

Un grupo de aproximadamente 70 indígenas de la etnia Sikuani incursionó en la mañana de este viernes en un campamento petrolero de la empresa Pacific Rubiales en Puerto Gaitán (Meta), y quemó dos vehículos y saquearon aparatos tecnológicos y electrodomésticos, según la Policía del Meta.

Y más problemas

En arranque del día, Pacific recupera 2 de los 45 puntos perdidos ayer

El título cayó 45 % en Toronto y en Colombia. Hoy a las 9:30 a.m la acción iba en $ 6.240.

Por último, hasta se han tenido que cambiar el nombre porque en menos de un año dejarán de poder explotar Campo Rubiales y no saben muy bien como sustituir el que representaba hasta el 33% de su producción:

Pacific se desprende del apellido Rubiales

La compañía dice que está reemplazando la producción de la primera área de extracción del país.

En otro frente del conflicto petrolero uno de los campos más importantes hasta la llegada de los grandes campos de petroleo pesado como Castilla y Rubiales,  es el de Caño Limón, ya en declive terminal. Este campo ha perdido desde 2009, cuando era el más grande del país, más del 50% de su producción pasando de más 55.000 b/d a menos de 25.000 b/d

Exploración y futuro

Por el lado de la exploración las cosas no podrían ir peor. La perforación de pozos cae más de un 80% y la exploración sísmica más de un 90% hasta junio:

la perforación de pozos cayó un 81,6 por ciento anual en el primer semestre, mientras en la adquisición de sísmica la situación es más crítica, pues el número de kilómetros ejecutados llegó en junio de este año a 1.173, para una reducción del 93 por ciento con respecto al primer semestre del 2014.

A pesar de todo esto el gobierno mantiene unas perspectivas, como siempre, optimistas hasta la nausea:

en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, divulgado recientemente, el Gobierno optó por fijar una proyección de producción anual de crudo de un millón de barriles por día entre los años 2015 y 2022, cifra que permanece ‘inamovible’ en esos períodos, pero que se redujo considerablemente con respecto a la estimación anterior, que comenzaba en 1’029.000 barriles diarios en el 2015 para subir a 1’094.000 barriles en el 2016 y lograr un pico de 1’146.000 barriles en el 2018, año a partir del cual iría descendiendo progresivamente, hasta ubicarse en 940.000 barriles en el 2026.

Si bien han reducido hasta en 146.000 barriles sus proyecciones para el año 2018, mantienen que no se bajará del millón de barriles hasta 2026. Desde mi punto de vista solo hay dos opciones de conseguir algo parecido a eso:

  • despues de gastar la mayoría del petróleo convencional durante los noventas, se llegó a una segunda etapa
  • los campos extrapesados han dado un aire a la producción durante los últimos 10 años
  • Algo que sea capaz de aumentar o al menos mantener la producción solo puede venir de Costa afuera o de Fracking y ya sabemos las consecuencias sociales y medioambientales que eso tendría. Solo falta saber si habrá suficiente dinero y poca consciencia para ir por ese camino.

 

El consumo infinito

El mito del progreso occidental es omnipresente. Creemos en el progreso, en el desarrollo, en el crecimiento. No hay dudas acerca del futuro. Nuestro país -esto se podría decir de casi cualquiera- será un gran país en el futuro. Podemos llegar a tener estándares de vida europeos o norteaméricanos. Es cuestión de tiempo o de que los políticos corruptos sean sustituidos por unos honestos.

El problema de todas estas afirmaciones es que son solo eso, mitos. Es cierto que la tierra recibe un input de energía más o menos constante del sol y que por lo tanto no es un sistema cerrado, al menos considerando una escala temporal humana. Pero también es cierto que los recursos energéticos que nos han hecho llegar hasta donde estamos en términos civilizatorios (y esto vale también para Colombia, aunque no estemos tan civilizados) son mucho menos limpios y ubicuos que el sol, el viento o las caídas de agua. El petróleo, el carbón y el gas que se reparten más o menos el 90% de la energía primaria en el mundo y más o menos lo mismo en Colombia. Son recursos no renovables a escala temporal humana y obviamente finitos (los renovables también son finitos, aclaremos). Pero las cosas son peores. El límite no es físico o geológico. Esta claro que no se pueden extraer más recursos que los que hay, más petróleo que el que hay en cada pozo o más carbón que el que hay en cada mina, pero la geografía es solo el límite último, el teórico, el que nunca podremos tocar.

Antes está, por ejemplo, el límite económico: solo se pueden extraer recursos si cuesta menos extraerlos de lo que se paga por ellos en el mercado, es decir si son rentables. Hemos hablado en varios posts de esto. Por eso se están dejando de perforar pozos en Colombia, (tanto que a este ritmo se llegará con suerte a perforar unos 30 o 40 este año, frente a más de 100 el año pasado), por eso se abandonan pozos en Estados Unidos y en otros países. Y por eso, por la nula rentabilidad (entre otras cosas), colapsan economías enteras como la Egipcia, la Yemení o la Siria. Y por eso también se tambalean otras más visibles como la Europea, que sigue de rodillas cuando vamos a hacer 8 años del principio de la crisis. Cada vez es más dificil encontrar recursos energéticos a un coste lo suficientemente bajo como para que se puedan vender en un entorno de sueldos bajos. De esto saben mucho en España, donde el desempleo lleva por encima del 20% por unos 3 o 4 años ya.

En todos estos países que he mencionado, excepto Colombia, el consumo de petróleo baja. En Colombia sube, junto con el del resto de fuentes energéticas. De esto vamos a hablar aquí. Del consumo infinito.

Consumo de energía primaria en Colombia

Las tendencias exponenciales tienen una belleza extraña. Tienden al infinito, a lo inimaginable. Son realidad solo en la teoría, tal vez en la imaginación, pero nunca, en ningún lugar ni en niguna circunstancia pueden ser llevadas a la práctica. El consumo de energía en Colombia pareció seguir esa tendencia entre 1965 y 1997, más de 30 años. Cayó durante un lustro y ahora se recupera para volver a esa senda de la que seguro saldrá más pronto que tarde.

Nunca hemos consumido tanto carbón como hoy, nunca hemos consumido tanto petróleo como hoy, ni tanto gas. De hecho el gas ha sido el gran ganador de la última década y media de consumo energético en este país, a diferencia del resto del mundo donde el gran ganador ha sido el carbón, la más contaminante fuente de energía, que amenza ya al petróleo en ese primer lugar, al menos en términos de volumen.

A pesar de este consumo creciente Colombia sigue siendo un país exportador de las tres energías fósiles. Pero ¿cuánto puede durar esto? ¿Durante cuánto tiempo podremos exportar tanto petróleo?

Hagamos algunos números. Vayamos poco a poco. Empecemos por un escenario irrealmente optimista. Hagámoslo fácil:

– Digamos que la producción Colombiana va a mantenerse en 1 millón de barriles.  Seguramente no mantendrá ese nivel mucho tiempo, pero bueno.

– Colombia consume 300.000 barriles de petróleo diarios. Digamos que el consumo va a crecer al 3% anual de media (ha crecido mucho más los últimos 5 o 6 años)

– Esto quiere decir que exporta unos 700.000 barriles

Con estos datos Colombia dejería de ser exportador neto entre 2054 y 2055. Es decir dentro de 40 años consumiríamos todo el petróleo que producimos. Pero ajustemos un poco el escenario…

Sabemos que los los campos maduros, que son los que producen gran parte del petróleo Colombiano declinan a un promedio del 17% anual! y que solo tenemos reservas para 6 o 7 años. Digamos que para el conjunto de Colombia la producción bajará un 1% anual de media desde 2016 (lo cual implica muchos y  muy abundantes descubrimientos en los próximos años), algo mucho más optimista que lo plantea la ACP.

Incoporando un declive ridículamente mínimo Colombia dejaría de ser exportador de petróleo entre 2044 y 2045, es decir 10 años antes. Solo 30 años a partir de ahora. Con declives más realistas esa fecha se podría acercar bastante más, reduciendo los ingresos del estado, reduciendo los márgenes de beneficio de las empresas, reduciendo empleos y salarios y por tanto acumulando tensiones sociales. Ya lo hemos visto: antes de que lleguen los problemas geológicos o físicos, antes incluso de los límites puramente económicos o financieros, aparecen los problemas sociales que hacen insostenible el consumo infinito.

 

 

 

Que pasa con el gas y el carbón

Esta noticia sobre las reservas de gas de Colombia, que amablemente me pasó uguu en los comentarios, me puso sobre la pista de ver que pasa en los sectores del gas y el carbón en Colombia, las otras dos fuentes principales de energía primaria de este país. No voy a entrar tan en profundidad pero merece la pena una breve aproximación para ver que importancia tienen.

El contexto global

Para empezar tal vez sea interesante ver la importancia de todas las energías fósiles en el mix energético global y ver luego como se compara Colombia con ese panorama.

Como vemos desde principios del Siglo XXI el carbón y el gas han empezado a ganar terreno en el mix energético global a  costa de la reducción de peso del petróleo. Si en 2000 el oro negro producía casi el 40% del total y el carbón y el gas estaban cerca del 25%, en 2013 el carbón y el petróleo producen al rededor del 30% mientras que el gas se mantiene en el 25%. En pocos años el carbón será responsable de la producción de la mayor parte de la energía que se consume en el mundo. De ahí su importancia.

Ya sabemos que los mayores productores de Petróleo son Arabia Saudí, Rusia y Estados Unidos, pero, ¿cuáles son los mayores productores de carbón? China (2000 millones de toneladas equivalentes de petróleo mtep), Estados Unidos (al rededor de 500 mtep), India (300 mtep) y Australia (casi 300 mtep). Sin embargo China y la India no exportan, al contrario importan carbón y básicamente de esos dos países depende la rápida transición de un mundo petrolero a un mundo carbonero que estamos a punto de vivir, algo terrible en términos de contaminación y cambio climático.

Colombia

En Colombia el consumo de petróleo y carbón han venido bajando (en porcentaje no en volumen total). El petroleo sin embargo representa a día de hoy mas o menos el 40% del total, siendo Colombia más dependiente que la media global de este tipo de combustible. En consecuencia pasa lo contrario con el carbón (más o menos 10%), mientras que el gas (25%) se encuentra en línea con la media global. El restante 25% provine de hidroeléctrica.

Colombia produce al rededor de 60 mtep al año, pero las exporta casi todas, con lo que tiene cierta relevancia en el mercado internacional.

El problema es que ya no crece al mismo ritmo de antes. Según el sistema de información minero colombiano  el pico de producción se produjo en 2012 con 89.199 kilotoneladas (no mtep) y en 2013 decreció. Los datos de 2014 no están confirmados aún, pero parece que tampoco se superará la marca de 2012.

El Gas

La tercera fuente energética más importante del mundo es el gas, como acabamos de ver. Los grandes productores son, según wikipedia, una vez más Estados Unidos y Rusia (ambos con casi 700 billones de metros cúbicos de gas al año) y muy lejos Irán, Canadá, Catar, Noruega, China y Arabia Saudí (con entre 160 y 100 billones de metros cúbicos anuales). Colombia y el resto de países Latinoamericanos se mueven en una franja mucho más baja de al rededor de 10 billones de metros cúbicos al año.

Colombia nunca ha sido un gran exportador ni tampoco importador, casi siempre ha estado en equilibrio hasta hace bien poco:

Es posible que ese breve acelerón que hubo entre 1999 y 2012 haga que la producción empiece a caer más rápidamente ahora, como señala la noticia que enlazaba al principio.

Conclusión

Colombia no es un país con mucho peso en el mercado energético global, pero a día de hoy es exportador de las tres principales fuentes energéticas del mundo, las que suponen casi el 90% del total de la energía primaria que se consume en el planeta. Sin embargo, todos los sectores de explotación empiezan a mostrar signos de agotamiento: para el petróleo la situación es mucho más difícil con fechas reconocidas de inicio del declive de entre unos meses y tres años, pero la situación no es mucho mejor para el gas o el carbón cuya producción tiende a estabilizarse o a disminuir. El problema es que para mantener una producción creciente se caiga en la tentación de eliminar otro tipo de límites facilitando aún más la explotación laboral o la medioambiental, como ya ocurre en otros países.

Depende de todas nosotras que esto no sea así.