Tag Archives: Pico del gas

BP Statistical Review 2018: I Colombia

Por fin saco tiempo de analizar los datos del anuario estadístico de BP. La referencia del sector petrolero. Todo el mundo está pendiente de estos datos, aunque después nadie les saque de verdad partido.

Este es el quinto año que analizo estos datos. Aquí pueden ver los análisis de 2017, 2016, 2015 y 2014. También pueden ver los análisis de todo latinoamérica en el menú superior de BP Statistical Review.

Todos los datos salen del BP Statistical Review 2019, pueden descargarlo y hacer su propio análisis.

Como siempre la mayoría de los datos están en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo (MTEP), una medida que permite comparar con facilidad todas las fuentes energéticas.

Bueno empecemos poco a poco.

CONSUMO TOTAL DE ENERGÍA PRIMARIA

Gráfico 1. Consumo de Energía Primaria desde 1965. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Aquí tienen el consumo de energía primaria en Colombia desde 1965. Como ven desde 2009 crece sin descanso y lleva una tendencia similar desde principios de este siglo. Tras las crisis económicas de finales de los 90’s llegó la recuperación, y con ella mucho más consumo de energía. De seguir este ritmo en 20 años llegaríamos a unas 60 MTEP de consumo al año.

Miren como se parece la gráfica anterior a la siguiente:

Gráfico 2. Emisiones totales de CO2. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Las emisiones de CO2, unos de los principales gases responsables del cambio climático, crecen parejas con el consumo de energía primaria, siguen una curva casi idéntica.

Ese consumo energético se repartió de la siguiente forma por fuentes desde 1981:

Gráfico 2. Consumo total de energía por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Así se ve si no apilamos las series:

Gráfico 3. Consumo total de energía por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Las que más crecen son el consumo de gas y de hidroeléctrica, seguidos del carbón. La solar, la otra renovable de la que hay datos de producción y consumo es insignificante.

Y aquí tienen el detalle de l cambio entre 2017 y 2018.

Gráfico 4. Consumo total de energía por fuente en 2017 y 2018. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

El crecimiento total es del 1,44%, pero se distribuye de manera desigual. El mayor aumento es en el uso del carbón, que crece más de un 13%, seguido de las renovables (no hidroeléctricas) que crecen un 7,5% y el gas natural que sube un 7,1%. El petróleo sube menos de un 1% y la hidroeléctrica baja 1,2%. Consumimos más energía y además es más contaminante que el año pasado.

En 2018 el petróleo representó más de un 35% del consumo total de energía primaria, la hidroeléctrica más de un 27%, el gas natural, casi un 24%, el carbón un 12,5% y las renovables apenas superaron el 1%.

Así ha evolucionado esta distribución en los últimos 40 años:

Gráfico 5. Serie histórica de la proporción de consumo de energía en Colombia por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

El porcentaje de consumo de energías fósiles superaba el 80% a principios de los 80’s, cayó por debajo del 70% entre el 2003 y el 2009 y desde entonces esta otra vez por encima de esa cifra. El petróleo vuelve a perder importancia en favor del gas y el carbón se mantiene en su media de la última década. La solar no contribuye en la práctica en casi nada y la hidroeléctrica lleva oscilando entre el 20 y el 30% desde los 80’s.

PRODUCCIÓN TOTAL DE ENERGÍA PRIMARIA

Gráfico 6. Producción total de energía primaria. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Esta es la producción de energía primaria de Colombia. El máximo fue en 2014 y desde entonces la caída ha sido de más o menos 6 MTEP.

Así es la distribución por fuente energética:

Gráfico 7. Producción total de energía primaria por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Como ven la producción de todas las fuentes juntas cae, y cae aun más si nos fijamos solo en las fuentes fósiles.

Veámoslo con más detalle separando las fuentes:

Gráfico 8. Producción total de energía primaria por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

El carbón y la hidroeléctrica caen, el petróleo se recupera mínimamente y el gas se mantiene relativamente estable. La solar, de la misma forma que en el consumo es residual.

Y ahora fijémonos en el peso proporcional de cada una de estas fuentes:

Gráfico 9. Serie histórica de la proporción de producción de energía en Colombia por fuente. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

A fin de cuentas las energías fósiles representan al rededor de un 90% de la producción total desde hace unos 10 años. Y como ven la fuente más importante y la que más ha crecido en los últimos 20 años es el carbón.

La diferencia, para terminar esta parte, entre la producción y el consumo, es decir, el excedente energético, o dicho de otra forma la energía exportable es la siguiente:

Gráfico 10. Excedente energético total. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Como ven el excedente energético cae con rapidez. Ya pasaron 5 años desde el pico de exportaciones, no parece probable, a partir de los datos de consumo, sobretodo, intuir que este pico se pueda superar en el futuro.

Veamos ahora la información más detallada de producción y consumo por fuentes (omito la hidroeléctrica, porque el consumo y la producción siempre coinciden)

PETROLEO

Gráfico 11. Producción y consumo de petróleo. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

2018 fue un año de leve recuperación en la producción de petróleo, nada que lxs lectorxs habituales de este blog no supieran ya. Pero el consumo por su parte no aumentó apenas, de hecho lleva en su particular meseta de más o menos 16 MTEP desde 2015.

Gráfico 12. Evolución de las reservas probadas de petróleo en Colombia. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

Este es la evolución de las reservas probadas de petróleo. En este caso la gráfica esta en Miles de Millones de Barriles. Fíjense que el máximo se alcanzó hace casi 30 años y hubo un segundo pico mucho más bajo hace ya 5 años. Salvo milagro de la mano del fracking o de las perforaciones costa afuera, muy poco probables, caras y contaminantes, al petróleo en Colombia le queda un camino cada vez más complicado por delante.

Eso quiere decir, que las exportaciones, a pesar de haber aumentado este año, no tienen muy buena pinta en el largo plazo:

Gráfico 13. Evolución del excedente de petróleo en Colombia . Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

 

CARBÓN

Gráfico 14. Producción y consumo de carbón. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

El carbón ya lleva 8 años en su propia meseta productiva, tambaleándose al rededor de las 60 MTEP en 2018 con una de las caídas más abultadas desde los años 80’s. Las exportaciones evindentemente también bajan.

Gráfico 15. Exportaciones de carbón. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

GAS

Gráfico 16. Producción y consumo de gas. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

La producción de gas se ha recuperado, pero aún sin sobrepasar el máximo al que llegó en 2013. Al mismo tiempo que el consumo sigue batiendo récords cada año.

La década de exportación de gas se acabó más estrepitosamente de lo que llegó. Volvemos a ser importadores de gas.

Gráfico 17. Exportaciones/Importaciones de gas. Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de BP Statistical Review

 

Ahí les dejo los datos. Dejen sus comentarios, conclusiones o lo que quieran en los comentarios. Y sigan pendientes.

Advertisements

Actualización Nacional Petroleo y Gas

Como hace unos meses que no hago actualizaciones voy a hacer una más completa de lo normal.

Voy a empezar por una contextualización a nivel global muy breve, pero que da una idea de como esta la situación petrolera en el mundo.

Recuerdo que el año pasado hubo mucho revuelo cuando Bloomberg publicó la estadística de descubrimientos de petróleo porque 2016 era el dato más bajo desde 1947:

Gráfico 1: Descubrimientos de petróleo desde 1947. Fuente Bloomberg

Ahora, en 2018, Rystad Energy, una consultura energética independiente de las más seguidas, publicó un gráfico actualizado hasta 2017 que incluye también el gas.

Gráfico 2: Descubrimientos convencionales globales. Fuente Rystad Energy

Si se fijan solo en esta última gráfica parecería que 2012 fue un buen año en lo que a descubrimientos de petróleo y gas se refiere, pero si vuelven a la gráfica anterior verán que en 2012 se descubrió solo una fracción de lo que se descubría en los años 50’s o 60’s o 70’s.

En 2018 se van a consumir aproximadamente 36.338.670.000 barriles en total. Si se han descubierto solo 6.700.000.000 en 2017 quiere decir que en 2018 se consume el equivalente a lo descubierto en los últimos 3 años.

Muchos analistas hablan de la necesidad de aumentar la inversión para poder encontrar suficiente petróleo como para compensar los declives naturales de los campos que ya están produciendo:

the investments required to simply replace natural well declines is huge. Each year, the world loses 3-4 million b/d in production from legacy fields. That’s like losing a Brazil and Qatar every year. Despite mounting demand, new oil discoveries are at their lowest levels since the 1940s.

Gráfico 3: Gastos de capital en la industria en petróleo y gas.

Y parece que la inversión se está recuperando un poco después de los recortes de 2015 y 2016. Sin embargo, un vistazo a los datos de descubrimientos dejan claro que el factor principal que explica la caída de los mismos no es la inversión, si asi fuera la década de mayores descubrimientos tendría que haber sido la que va de 2004 a 2014, y evidentemente no es así. El año con mayores descubrimientos de la historia fue 1948, el año en que Ghawar, en Arabia Saudí, fue encontrado. Nunca se ha superado. El segundo pico de descubrimientos fue en los años 60’s, y desde entonces la caída ha seguido un ritmo bastante estable, sin importar la cantidad de plata invertida.

En Colombia las cosas siguen la tendencia global.

Colombia perforó 20 pozos en el año hasta junio, lo que dejo al país en camino a no cumplir con el objetivo del gobierno de 65 pozos para todo el año

Deberían haber perforado al menos un 30% más para llegar al objetivo.

Para la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), si no se realizan las inversiones necesarias a corto y mediano plazo con el fin de redinamizar la tareas petrolíferas, como consecuencia de la no entrega de áreas, a la vuelta de la esquina el país podría llegar solo a bombear 600.000 barriles de crudo por día

*

Después de esta introducción global veamos como está la cosa petrolera en Colombia hasta Junio de 2018.

Gráfico 4. Producción de petróleo en Colombia y precio del barril de Brent.

Como hace tiempo estoy diciendo la subida de precios se empieza a parecer a la de principios de siglo que terminó en 2008 con el petróleo a más de 147 dolares por barril y una crisis de la que todavía se están recuperando los países ricos.

Esta subida que ha sido bastante fuerte ha tenido el único efecto de evitar mas caidas y estabilizar la producción al rededor de los 850-860 mil barriles diarios. Lo que he llamado la nueva meseta.

Gráfico 5: Producción de petróleo en Colombia y precio del barril de Brent desde 2014.

Si nos acercamos a los últimos 4 años vemos que la meseta ya se extiende desde Junio de 2016 hasta ahora.

Gráfico 6. Variación mensual de la producción de petróleo en Colombia desde 2014.

Las sub idas y bajadas se siguen intercalando, de manera sistemática.

En cuanto al gas, la producción se está recuperando con más rapidez.

Gráfico 7. Producción de gas en Colombia desde 2013

Como los datos del gas son tan malos (un saludo a la gente de la ANH) no podemos ver muy bien la evolución (de todas formas aquí pueden ver los últimos datos publicados por campos.

En comparación con el petróleo el gas si se está recuperando, aunque la caída fue mucho más grande.

Gráfico 8. Compración de la producción de gas y petróleo desde 2013

Seguiremos pendientes de la evolución de las energías fósiles en Colombia en este segundo semestre.

BP Statistical Review 2017 I: Colombia

Por cuarto año consecutivo analizo los datos de la BP Statistical Review con el foco puesto en Colombia.

Cuando empecé este análisis en 2015 (con los datos de 2014) el consumo y la producción aun crecían. El crecimiento se estaba realentizando y avisábamos de cambios en el futuro. En 2016 con los datos de 2015 ya se apuntaba el pico de producción de energías fósiles (gas, carbón y petróleo). En 2017 con los datos de 2016 aparte de confirmar las caídas de la producción de combustibles fósiles ya se veía un posible pico del consumo total de energía primaria, y uno ya claro de fuentes fósiles.

Ahora, con los datos de 2017 vamos a ver si las tendencias se mantienen y estos datos se confirman.

Antes de continuar solo dos aclaraciones.

  1. La región, centro y sudamérica, latinoamérica o cualquier concepto similar se refiere a: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Trinidad y Tobago, Venezuela y Otros países de Centro y Sudamércia (México, por lo tanto no está incluido)
  2. Todos los datos están en Millones de Toneladas Equivalentes de petróleo (MTEP) una medida que permite comparar todos los tipos de energía en los mismos términos.
  3. Los datos de BP, a pesar de ser generalmente aceptados sufren cambios dificiles de explicar de un año a otro. Estos cambios pueden distorsionar un poco los datos, aunque no parecen afectar a las tendencias generales, que son, a fin de cuentas, las más importantes. Para ver las diferencias pueden revisar los posts anteriores que están enlazados en el menú superior de la página.

Contexto latinoaméricano

Gráfico 1. Comparación del consumo total de energía primaria entre Colombia y el total de Amercia Central y del Sur

Como siempre, hay que reconocer que Colombia no es un país muy relevante en cuanto al consumo de energía primaria si lo comparamos con el resto de la región.

Gráfico 2. Comparación del ratio de crecimiento del consumo entre Colombia y Amercia Central y del Sur

El consumo de energía primaria crece ligeramente tanto a nivel nacional como regional. El año pasado avisábamos de que tal vez 2017 sería el primer año de contracción. Este año los datos de consumo han sido revisados y finalmente el consumo continúa creciendo. Eso sí, un poco menos que el año pasado.

Comparada con la media de los paises de Centro y Sudamérica Colombia es menos dependiente del petróleo, el gas natural, la nuclear y las renovables y más dependiente que la media del carbón y la hidroeléctrica.

Gráfico 3. Comparación del consumo por energía primaria entre Colombia y Centro y Sudamérica

Consumo total en Colombia: medio pico

Este es el reparto del consumo de energía primaria por fuentes en 2017 en Colombia.

Gráfico 4. Consumo de energía primaria en Colombia en 2017 separado por fuentes.

En los últimos 10 años el petróleo ha aumentado su importancia hasta representar casi un 40% del total, revirtiendo una tendencia de casi 40 años en los que el petróleo venia perdiendo relevancia.

Gráfico 5. Histórico de la proporción del consumo de petróleo, gas natural, carbón, hidroeléctria y otras renovables en Colombia.

Como decíamos antes el consumo de energía primaria en Colombia,  sigue creciendo, parece mantener una tendencia lineal que se reduce en los últimos años. Los datos desde 2006 hasta ahora se han revisado, de tal forma que si el año pasado el consumo más alto se registraba en 2016 con 41.1 MTEP, este año ese dato se revisó en  al alza (42.1 MTEP) y 2017 superó esa cifra y se colcó en 42.6 MTEP.

Gráfica 6. Consumo de energía primaria en Colombia

Es interesante recalcar que la crisis de 2008 que afectó tan fuertemente a los países desarrollados, apenas se percibe en el consumo de energía primaria en Colombia. Nada comparada con la crisis de finales de los 90.

Cuando vemos los datos por fuentes queda claro que el crecimiento del consumo se debe casi exclusivamente al aumento del consumo de energía hidroeléctrica.

Gráfico 7. Consumo sumado de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2017
Gráfico 8. Consumo de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2017

En cuanto al consumo de energías fósiles, el pico de consumo se retrasa un año, gracias de nuevo a la revisión de los datos. El año pasado el pico se situaba en 2015 (30.5 MTEP) y ahora se situa en 2016 (31.2 MTEP). En 2017  el consumo cae por debajo de 30 MTEP.

Gráfico 9. Consumo total de energías fósiles en Colombia. El púnto máximo se ha revisado y es 2016

Producción total: ¿tres picos?

El pico de producción de energía primaria es mucho más claro.

Este año he incluído los datos de producción hidroeléctrica para tener un panorama más completo (no he metido el resto de renovables porque los números son tan bajos que no afectan en nada a las cifras generales).

El BP Statistical Review solo da los datos de producción hidroeléctrica en TWh (Tera Wats Hora) así que he utilizado el factor de conversión que utiliza la International Energy Agency. Esto no debe ser muy exacto, y solo tiene sentido orientativo. El resultado es este:

Gráfico 10. Producción por fuente energética. Energías fósiles más hidroeléctrica

Todas las energías fósiles caen este año. La tendencia de caída es constante en el gas natural, se reduce en el petróleo y el carbón sigue en una meseta ondulante desde hace ya casi una década. Este es el tercer pico que no es tan claro. La producción hidroeléctrica sube.

Curiosamente mientras que la producción hidroeléctrica es apenas de 4,87 MTEP en 2017, el consumo es de más 13 MTEP. Esto quiere decir que se importan unas 8 MTEP de energía hidroeléctrica. No tengo ninguna información al respecto, pero parece raro. Si alguien sabe algo les agradezco cualquier pista.

Gráfico 11. Producción sumada por fuente energética. Energías fósiles más hidroeléctrica

Sumar o no sumar la hidroeléctrica no cambia en nada el panorama general. El pico de producción se produjo en 2014 y la caída en estos tres años es de entre el 6 y el 7% dependiendo, respectivamente, de si se tiene en cuenta la hidroeléctrica o no.

Ahora vemos caso por caso el petróleo, el gas y el carbón.

El petróleo

Gráfico 12. La producción (azul) y el consumo (rojo) de petróleo en Colombia. Se pueden identificar hasta tres picos de producción. El primero en 1970, el segundo en 1999, que fue el del crudo liviano y el tercero y tal vez definitivo en 2013-2015, una vez que incluso los campos de crudo pesado están llegado a su máximo extractivo.

La producción de petróleo modera su caída y el consumo igualmente modera su ascenso. La caída de la producción ya acumula un 15% desde su pico y el consumo aumenta un poco más de un 4% en el mismo periodo. Con los datos que tenemos a nivel nacional ahora mismo parece que la tendencia de caída se va a mantener, aunque seguirá suaviandose en 2018.

Gráfico 13. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del petroleo producido (es decir, exportación)

Colombia ya consume cerca del 40% del petróleo que produce, lo que deja su capacidad de exportación en mínimos de los últimos 8-10 años.

No es claro si por la posición de Colombia en el tablero internacional el consumo se tendrá que reducir para poder seguir abasteciendo a nuestros compradores, o si Colombia tendrá capacidad de importar.

El Gas

Los datos del gas son de los que han sufrido más revisiones, hasta el punto que al parecer colombia no importa gas natural, algo que se suponía ya había pasado el año pasado.

Gráfico 14. Consumo y producción de gas. Se puede observar como la producción seguía una curva de crecimiento más o menos lineal para acelerarse a partir de 2007 lo cual probablemente haya acelerado su caída desde 2013.

Según los datos de BP Colombia ya estaba importanto gas en 2016. Sin embargo según los de este año ese extremo se evita por muy poco.

Gráfico 15. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del gas producido (exportaciones).

 

El Carbón

La producción de carbón lleva casi una década estancada, a cada subida le sigue una bajada casi equivalente. Esta meseta productiva no tiene precedentes en la producción de carbón en Colombia, veremos si salimos hacia arriba o hacia abajo.

Gráfica 16. Producción y consumo de carbón. La producción creció de forma casi exponencial hasta 2011, a partir de entonces se encuentra estancada.

El consumo esta cayendo con fuerza después unos cuantos años de ligeras subidas. Esto hace que la proporción de carbón consumido internamente vuelva a caer.

Gráfico 17. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

Relación producción consumo total

Aunque se consume internamente una proporción relativamente baja de la producción de energía primaria, desde 2011 la relación esta empeorando, situandose ahora en el 35%. Sin embargo es interesante notar que desde la década de los 70’s no había tantos años consecutivos de aumento de la proporción del consumo interno.

Gráfico 18. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

Sin embargo el hecho de que esta relación se mantenga baja se debe al peso del carbón, la fuente energética más importante del país, pero que se consume muy poco. Si la sacamos del gráfico el resultado es que se consume más del 65% de lo producido.

Gráfico 19. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

Conclusiones

El carbón y no las renovables, ni la hidroeléctrica, ni siquiera el petróleo ni el gas, es la energía primaria en Colombia por excelencia. Tiene más presente y más futuro que ninguna de las otras, por muy paradójico que pueda parecer, justo ahora que en el mundo todos intentan deshacerce de el.

El pico del petróleo y del gas empiezan a acumular años, y aunque el consumo no crece al mismo ritmo en ambos casos la importación se acerca. La del gas esta encima y la del petróleo seguramente llegue en la década siguiente. Lo cual es un problema porque para ese momento nuestros vecinos productores, notablemente Venezuela, Ecuador y México estarán en una situación similar, es decir, produciendo cada vez menos y por tanto reduciendo sus exportaciones. Al mismo tiempo es posible que nuestro principal vecino importador, Estados Unidos, empiece a necesitar cantidades crecientes de petróleo porque el shale se estará desinflando para entonces. ¿Vamos a competir con ellos directamente por el recurso?

La energía hidroeléctrica es la única fuente renovable que tiene algo de peso en el mix energético colombiano, aún así está muy por detrás del gas y representa apenas una pequeña fracción de lo que aportan el petróleo y el carbón. Háganse una idea entonces, del peso que tienen las renovables más de moda como la eólica y la solar fotovoltaica y del cambio tan increíble que tendría que suceder para que deverdad representaran una alternativa.

Todo el resto de las conclusiones se los dejo a ustedes.

 

Actualización del Gas

Esta es la tercera de una serie de entradas para actualizar la situación del gas en Colombia en el último año. La primera entrada fue una actualización de los datos nacionales y la segunda un análisis sobre la forma que tiene la ANH de tratar la información estadística del gas.

Si no quieren leer esos posts, se los resumo aquí. La situación en general es bastante mala, como se ve en el siguiente gráfico:

Producción y Consumo de Gas en Colombia

Después de unos años de subida rápida de la producción de gas, esta empezó a desplomarse en 2013 y la caída está siendo bastante dura. Poco tiempo después el consumo empezó a caer, aunque más lentamente de forma que en 2016 Colombia empezó a importar gas. A no ser que hayan habido grandes cambios 2017 será todavía peor.

Mes a mes la producción se ve asi:

Sobre la información de la ANH solo recordar que es terrible, y por lo tanto los datos por campos son bastante escasos y mediocres. Finalmente conseguí hacer algo útil con ellos y es por eso que escribo este post.

Como dije en previas entradas la producción de gas está bastante más concentrada que la de petróleo. Si para juntar el 50% del petróleo hacen falta los 14 campos más grandes, para el gas basta con los 7 más grandes para juntar al rededor del 80% de la producción.

Los 7 campos que estudiaré son: Cupiaga, Cupiagua Sur, Cupiagua Liria, Cusiana, Cusiana Norte, PautoSur y Chuchupa.

La medida que uso es el Millón de Pies Cúbicos Dia Calendario (MPCDC), porque con esta medida hay datos comparables de 2014, 2016 y 2017 (hasta septiembre). He tomado como base los datos de producción fiscalizada.

Para 2015 he calculado la subida o bajada media de cada campo por mes para unir los datos del último mes de 2014 y el primero de 2016. El resultado es este:

Si tuvieramos datos comparables de 2013 veríamos una caída aún más pronunciada porque como recordarán ese fue el año del máximo de producción.

Los cuatro campos más importantes en 2014 Cupiagua, Chuchupa, Cusiana y Cusiana Norte han caído entre un 30% y un 50%. Ningún campo supera ahora los 400 MPCDC y el único que sube significativamente ha sido Pauto Sur que práctiamente ha doblado su producción y ahora es el más importante.

Si sumamos toda la producción de estos campos queda algo así:

La caída en menos de 4 ños es del 25%.

Todos estos campos están en Casanare salvo Chuchupa que está en La Guajira.

Es decir que más de la mitad de la producción nacional se concentra en una sola cuenca. Y esta está cayendo a gran velocidad sin que aparezca un reemplazo.

Veremos como termina el año y si finalmente se consolida una meseta como en el caso del petróleo o si la caída se acelera.

La situación del Gas

Por andar tan pendiente de lo que pasa con el petróleo en este blog, no le ponemos suficiente cuidado a lo que pasa con otros combustibles igualmente importantes en este país como el gas.

Además como en el petróleo entramos, hace ya tiempo, en la nueva meseta de los 850 mil barriles y parece que todavía vamos a estar unos meses ahí, no hay muchas novedades. La más llamativa, por cierto, es que el gobierno cambió sus metas de producción. Antes eran de 865 mil barriles diarios:

El Gobierno estableció para el 2017 una meta de producción petrolera de 865.000 barriles por día (bpd).

Desde mayo de este año esa meta bajó:

El gobierno colocó inicialmente una meta de producción para 2017 de 865 kbpd, la cual fue modificada a inicios de mayo por 840 kbpd

Ahora sí es posible cumplirla, incluso superarla.

Pero volvamos al gas. Hace ya como dos años hice un post sobre la situación del gas en Colombia. Se llamaba malas noticias, adivinen porque…

Este era el gráfico más importante de ese post:

Según este gráfico el pico del gas llegó en 2013 y en el mejor de los casos habría que esperar a abril del 2018 para empezar a importar gas natural. ¿Qué pasó con esto?

En Agosto de este año, en el post sobre el BP Statistical Review de 2016, ya constatamos como Colombia, después de una corta década como exportador, se convertía en importador neto de gas natural.


Producción y Consumo de Gas en Colombia

Si se fijan la producción ha bajado mucho más rápido que las previsiones del gobierno. Se preveía que no se bajara del millón de pies cúbicos diarios hasta 2020, pero se bajó a finales de 2016.

En cuanto al consumo, lejos de crecer como se preveía ha empezado a bajar siguiendo la bajada de la oferta. De forma que la economía, la sociedad no usará ese imput energético esperado, todo lo contrario, ni siquiera se importará tanto como para mantener un consumo creciente. El consumo por tanto se seguirá contrayendo, algo que también vimos cuando hablamos del pico del consumo, no solo en Colombia sino también en todo América Latina. Se están dando las peores condiciones en lo que al gas se refiere.

Y ¿cómo está la producción de gas natural en ahora? Pues, esta es la producción mensual desde 2013:


 

La producción de gas natural está mucho más concentrada que la de petróleo. Como ya saben las lectoras habituales de este blog, para sumar el 50% de la producción de petróleo hay que sumar hasta 14 campos petroleros. En el caso del gas, solo 6 campos suman hasta el 80% de la producción. Al menos así era en 2013.

El problema con el gas es que la ANH no tiene una contabilidad decente. De hecho es desastrosa. Intenten seguir la producción de gas por campo visitando la página de la ANH, yo lo intenté y no lo conseguí. No hay un estándar de medida, ni de contabilidad, unos años publican una información y otros años otra completamente incomparable. Así que no hay forma de hacer actualizaciones de largo plazo, sin embargo pronto intentaré hacer algo útil con esa información.

Sigan atentos.

 

 

 

BP Statistical Review 2016 II: Colombia, el pico del consumo

Aunque sea un poco tarde, como dos meses, este año nos volvemos a acercar al BP Statistical Review, la revisión más completa y referenciada de datos de producción y consumo de petróleo y otras energías del mundo. Ahí, en la columna de la derecha más abajo hay un enlace al Energy Export Databrowser que publica cada año gráficas de producción, consumo, exportación e importación de petróleo, gas, carbón, nuclear e hidroeléctrica de todo el mundo en base a este informe.

En el análisis de este año es más completo, incluimos el análisis del consumo de las energías renovables para dar cuenta de un fenómeno que hasta ahora no habíamos analizado: el pico del consumo de energía primaria. En el post en el que analizamos el BP Statistical Review para toda Amércia Latina ya vimos que el consumo estaba llegando a un máximo a partir del cual solo puede seguir un declive. Esto es lo que decíamos ya en 2015:

“(…) en muy poco tiempo el consumo de energía superará la producción o, para ser más exactos, el consumo tenderá a ajustarse a la producción declinante y arrastrará consigo a la economía.” (TOC 2015)

Ahora vamos a comprobar lo mismo para el caso específico de Colombia.

En cuanto a la producción, la evolución no trae muchas sorpresas y todos los cambios que hay son para empeorar.

Antes de empezar solo falta mencionar dos cosas:

  1. Todos los datos están en Millones de Toneladas Equivalentes de petróleo (MTEP) una medida que permite comparar todos los tipos de energía en los mismos términos.
  2.  BP ofrece datos brutos de producción, no datos netos. Es decir no tienen en cuenta la energía invertida para extraer la energía. La energía neta es la más importante porque es la que realmente llega a la sociedad y permite hacer cosas.

Ahora sí, vamos al análisis.

La situación general

Consumo: ¿el nuevo pico?

Empecemos por un panorama general del consumo del total de energías primarias para ver algunas cosas interesantes antes de volver a centrarnos en las energías fósiles.

Ya sabemos que en cuanto al consumo Colombia no es un país muy relevante dentro de Sur y Centro América:

Consumo total de Energía Primaria en Colombia y Centro y Sur América
Gráfico 1. Comparación del consumo total de energía primaria entre Colombia y el total de Amercia Central y del Sur

Si tenemos en cuenta toda la energía primaria consumida en Colombia, que incluye todas las fósiles, más nuclear, hidroeléctrica y otras renovables (eólica, geotérmica, biomasa y solar) el consumo nacional crece ligeramente mientras que el total de la región cae. Esto, que parece ser una contratendencia no lo es. Las tendencias generales de la Latinoamérica y Colombia se parecen bastante.

Crecimiento consumo energía primaria Colombia Vs. Latam
Gráfico 2. Comparación del ratio de crecimiento del consumo entre Colombia y Amercia Central y del Sur

Así que posiblemente 2017 sea el año en el que el consumo total de energía primaria caiga, es decir, 2016 sería el año del pico del consumo total de energías primarias. Primera buena noticia.

Consumo sumado de todas las energías primarias Colombia
Gráfico 3. Consumo sumado de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016
Evolución del consumo de energías primarias Colombia
Gráfico 4. Consumo de todas las energías primarias en Colombia entre 1965 y 2016

 

Por el momento es la subida del consumo del petróleo, la hidroeléctrica y las otras renovables la que permite aumentar el consumo total este año. Si fuera solo por las fósiles el consumo ya habría caído:

Consumo sumado de todas las energías fósiles Colombia
Gráfico 4. Consumo total de energías fósiles en Colombia. El púnto máximo es 2015

2015 fue, ya está confirmado, el año del pico del consumo de energías fósiles. Segunda buena noticia.

El reparto por fuentes el año pasado fue:

Consumo energía primaria 2016
Gráfico 5. Reparto del consumo de energía primaria en Colombia.

Basícamente se redujo el consumo de Carbón y aumentaron todos los demás. La dependencia del petróleo subió dos puntos, la del gas natural uno y la de la hidroeléctrica dos. Las otras renovables, básicamente solar, eólica, biomasa y geotérmica subieron 0.2%.

La evolución histórica de estas proporciones es la siguiente:

Evolución del consumo de energía primaria
Gráfico 6. Evolución del reparto de energías primarias en el consumo en Colombia

El consumo de petróleo lleva años subiendo, aunque es el gas el que más aumenta a costa de la pérdida de importancia de la hidroeléctrica y el carbón, dejando a las energías fósiles casi el 75% del consumo total.

Producción: dos picos y medio

Por alguna razón el informe de BP no incluye datos de producción de hidroeléctrica, así que solo incluimos aqui los datos de producción de energías fósiles:

Gráfico 7. Producción por fuente energética. Solo energías fósiles

En total la producción de energías fósiles ha caído, a pesar de que el carbón esté en máximos históricos, apenas un poco por encima de su meseta de las 60 MTEP:

Gráfico 8. Producción sumada por fuente energética. Solo energías fósiles

El pico total de las energías fósiles en Colombia fue 2014, y se debe a los picos casi simultáneos del gas y del petróleo y a que el carbón no ha podido compensar esas caídas. Toda parece indicar que el petróleo y el gas van a volver a caer en 2017, así que, si el carbón no dispara su producción, seguramente las caídas totales se aceleren el año que viene. Tercera buena noticia.

Veamos más de cerca los datos de producción y consumo de Petróleo, Gas y Carbón, en ese orden.

Petróleo

Producción y Consumo de Petróleo Colombia 1965-2016
Gráfico 9. A la izquierda en miles de barriles diarios la producción (azul) y el consumo (rojo) de petróleo de Colombia. Se pueden identificar hasta tres picos de producción. El primero en 1970, el segundo en 1999, que fue el del crudo liviano y el tercero y tal vez definitivo en 2013-2015, una vez que incluso los campos de crudo pesado están llegado a su máximo extractivo. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

La meseta del millón de barriles que se mantuvo hasta el año 2015 se terminó. Como ya apuntabamos en el anterior análisis, 2015 fue el pico de producción según BP (aunque según la ANH fue en 2013) y en 2016 la caída ha sido ya importante. En 2016 la producción media ha sido de 48.8 MTEP frente a las 53 del 2015 una caída de un 8% aproximado, que por los datos de la primera mitad de 2017, aunque se reduce un poco, no parece detenerse.

La caída de la producción de finales de los 90’s, tras el segundo pico del petróleo en Colombia fue gravísima. En esa época el barril de petróleo se hundió por debajo de los 10 dolares, sí, menos de 10 dolares llegó a costar el barril de petróleo Brent en los mercados internacionales. Y eso afectó a las finanzas nacionales, obviamente no era el único factor, pero a Colombia no le va muy bien cuando los precios de su principal exportación se derrumban. De hecho ni el consumo ni la producción retomaron los niveles de finales de los noventas hasta ya pasado 2010, en lo que podría llamarse la década perdida del petróleo colombiano.

Ahora se empieza a dibujar una caída con precios internacionales de entre 45 y 55 dólares el barril. Una franja de precios que ha sido en el peor de los casos de más del triple que la de los 90’s ha conseguido una caída casi igual de fuerte. Ahora estamos en la nueva meseta, la de los 850 mil barriles diarios. Veremos cuanto dura.

El consumo mantiene una tendencia que empezó en 2009 y cuya inercia se mantiene, aunque todo apunta a que el próximo año será en el que ya se note una caída. La crisis parece volver a asomarse trás lo que tal vez fue la década exitosa del petróleo colombiano (2005 – 2015) en la que la producción prácticamente se duplicó y el consumo creció un 50%.

La relación entre la producción y el consumo obviamente se deteriora. Ahora se consume más del 32% del total producido, 3% más de lo que se consumía el año pasado, es decir se exporta un poco menos:

Gráfico 10. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importación). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del petroleo producido (es decir, exportación).

Este cambio puede ser engañoso. Tal vez Colombia por su posición en la economía internacional, esta condenada a exportar la mayoría de su petróleo, para alimentar a las economías industrializadas, mientras que aquí se quedará solo lo imprescindible para mantener las estructuras que permiten esa misma exportación. De esta forma es posible que esta relación entre consumo y producción puede no empeorar tan rápidamente como pensabamos antes. Lo cual implica, obviamente, una reducción de la demanda, o lo que es lo mismo, crisis.

Gas

El gas es un caso especial. Ha sido el tipo de energía cuyo consumo más ha crecido en los últimos 20 años, hasta casi alcanzar a la hidroeléctrica y casi duplicar el consumo de carbón, como vimos antes, y cuya producción menos ha sufrido los vaivenes de las crisis.

Producción y Consumo de Gas en Colombia
Gráfico 11. En rojo el consumo de gas y en azul la producción. Se puede observar como la producción seguía una curva de crecimiento más o menos lineal para acelerarse a partir de 2007 lo cual probablemente haya acelerado su caída desde 2013. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo

La producción ha crecido casi exactamente al mismo ritmo que la demanda. Esto fue así hasta hace unos 10 años. En 2006 fue el último año en que la producción y el consumo fueron iguales, desde entonces se desacopló y la producción empezó a crecer más rápido. En 2013 la tendencia se invirtió y la producción empezó a caer mucho más rápido que el consumo. El año pasado ya apuntaba a que de seguir el ritmo de la caída pronto seríamos importadores de gas:

Como ya apuntábamos también el año pasado y anteriores posts Colombia está a punto de ser importadora de gas, tal vez, tan pronto como este mismo año 2016. La caída el año pasado sigue la tendencia del año anterior con la diferencia de que el consumo se frena evitando haber llegado ya a la importación.

Y teníamos razón, este año ya lo somos. Por ahora muy poco 0,1 MTEP al día. Pero esto solo es así porque el consumo también lleva dos años bajando. En los primeros 8 meses de 2017 las cosas no mejoran en cuanto a producción, así que el pico del gas, que curiosamente también llegó en 2013, y su posterior declive puede ser mucho más acusado que el del petróleo y puede traer también muchos problemas. Por la propia naturaleza del mercado del gas seguramente veremos al consumo de gas seguir muy de cerca la caída de la producción. Esto ha tenido un curioso efecto sobre la Agencia Nacional de Hidrocarburos: dejó de actualizar los datos de producción de gas desde octubre de 2016.

Gráfico 12. La línea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del gas producido (exportaciones).

Carbón

Producción y Consumo de Carbón Colombia
Gráfica 13. La producción de carbón (azul) y el consumo (rojo) en Millones de toneladas de petroleo equivalente. La producción creció de forma casi exponencial hasta 2011, a partir de entonces se encuentra estancada. Datos en Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo.

Carbón es lo que produce Colombia en cantidad. Como vimos más arriba es más del 50% de la energía fósil que produce. Y la subida parecía también imparable, apenas había habido bajadas o estacamientos, pero desde 2011 la cosa esta regular. Aunque en 2016 la producción fue record (y en esto sí nos equivocamos, porque esperabamos que la producción no superara el pico de 2012), desde hace unos años las crecidas prácticamente anulan a las caídas. Y esto no ayuda a mejorar el plano general de la energía en colombia.

El consumo también cae, por lo que la relación entre la producción y el consumo es inmejorable. Se puede exportar más del 90% de lo que se produce:

Relación producción y consumo de carbón en Colombia
Gráfico 14. La linea azul representa la relación entre el consumo y la producción. Cualquier punto por encima de 100% implica más consumo que producción (importaciones). Cuanto más baja la línea azul significa menor porcentaje consumido del carbón producido (exportaciones).

 

Otros posts del BP Statistical Review:

 

Malas noticias… también el gas

Es muy probable que 2016 sea un año peor que 2015, al menos en temas energéticos, aunque me temo que, dada la importancia del petróleo y otros combustibles fósiles para la economía nacional, eso arrastrará a todo lo demás.

Como dijimos, 2013 fue el año del pico del petróleo en Colombia. En 2014 y 2015 se puede decir que se llegó al final de la meseta ondulante previa a la caída, seguramente en este año 2016 será ya evidente que mantener una producción de un millón de barriles es, en la práctica, imposible.

Al menos dos bloques productivos acaban de suspenderse temporalmente entre febrero y marzo debido a los bajos precios: Akacías (6.700 barriles diarios) y Caño Sur Este (1.277 barriles diarios). Ambos en el Meta y ambos en la zona de Puerto Gaitán, donde esta también el campo Rubiales, esto significa 8.000 barriles diarios menos de golpe y un recordatorio de que la mayoría del petróleo que se extrae en Colombia ahora es costoso, muy costoso. Malas noticias.

También el 75% de los taladros estan inactivos en 2016, más del doble que hace dos años. Una vez más se confirma: no hay exploración y si no hay exploración no habrá descubrimientos nuevos que suavicen el declive de los campos maduros.

image (3)

Esto por otra parte no es algo exclusivo de Colombia, está más bien en línea con lo que pasa en otros países productores de petróleo caro como Estados Unidos, solo que en Colombia la escala es infinitamente más pequeña

Bh Historical

Volviendo a Colombia, la producción en enero bajó un 1,1% hasta los 982 mil barriles al día y un 3,11% anual en febrero, hasta los 955 mil barriles al día (y esto todavía no incluye el cierre de Akacías, con lo cual es posible que en marzo se baje de los 950 mil barriles). Este es el peor inicio de año desde 2012. Otra mala noticia.

Para completar hay que empezar a alistarse para importar gas a partir de 2018. Así lo recoge también el memorando de la UPME, 2015:

producción y consumo gas

Es posible que sea incluso peor: tan pronto como en Enero de 2017 (en 9 meses) puede haber ya un desbalance entre la oferta y la demanda de gas en Colombia (pdf), según el escenario más probable que maneja el Ministerio de Minas y Energía (pág 15). Aunque ya sabemos que la oferta está siendo un poco peor que la esperada…

Esta es la producción real (aunque aún en parte provisional) de gas entre enero de 2013 y diciembre de 2015:

image

Si le superponemos la proyecciones de producción que hacía la Unidad de Planeación Minero Energética en 2013 para calcular que en enero de 2017 empezaría el desfase entre producción y demanda que hemos visto un poco más arriba, este es el resultado:

proyección upme

La diferencia es de unos 50 mil pies cúbicos al día, lo cual puede acercar unos meses ese momento, es decir sería este mismo año. Más malas noticias.

Esto es un evento sin precedentes, Colombia nunca ha sido un importador neto de gas, aunque también es cierto que solo ha exportado durante una corta década.

Producc y cons gas bp

En todo caso fíjense en esa penúltima columna gris de este último gráfico, en la más alta. Tal vez no sea muy claro, pero representa la producción de gas de Colombia en el 2013, sí, es el máximo de producción y coincide con el del petróleo. Hemos pasado también el pico del gas… Más malas noticias