La caída de la inversión en exploración ya tiene consecuencias

A pesar de algun titular engañoso: This Nation [Colombia] Could Host The Next Latin American Offshore Boom, la situación energética en Colombia y en el mundo sigue empeorando. La inversión en exploración y desarrollo sigue cayendo a toda velocidad, debido a los disparados costes de exploración y al derrumbe del precio del petróleo y eso implica dificultades en el futuro para sustituir los campos en declive, que en Colombia son muchos y muy importantes. Como dice el artículo antes citado:

The National Petroleum Agency (ANP) has argued that Colombia must drill between 200 and 230 wells per year to turn the situation around. In the first two months of 2015, just six wells were drilled. A lack of exploration activity has been linked to low global oil prices, increased taxes on energy companies, and Colombia’s political and business environment more generally.

Según la ANP Colombia debería perforar entre 200 y 230 pozos al año para mejorar la situación (aunque ecológica y socialmente esto fuera desastrozo). Sin embargo en los dos primeros meses de 2015 se han perforado solo 6. A este ritmo se perforarán 36 pozos en todo el año, muchisimos menos que el año pasado cuando se perforaron 110 y esta más en línea con la cantidad de pozos perforados hace unos 10 años, cuando los precios crecian a buen ritmo hasta el pico de 2008.

La situación en el terreno gasístico es muy similar. Las alarmas ya saltan en los medios de comunicación más masivos y acríticos con la situación: El gas importado también se usaría para atender hogares

“El país fue muy exitoso y ejemplo mundial de la masificación del gas natural; sin embargo, se le olvidó un detalle clave: generó demanda, pero se le olvidó que debía generar oferta”.

Consecuencia de este despiste es que para 2017 no haya gas suficiente para cubrir la demanda interna, algo que no ha pasado en Colombia hasta ahora. ¿Consecuencias? que los ingresos que obtenía Colombia exportando gas (desde finales de los 90’s) y petróleo muy pronto se convertirán en gastos de importación de energía. Mientras ahora mismo Colombia esta exportando estas materias primas energéticas a precio de saldo, en pocos años tendrá que comprarlo fuera (reduciendo a la vez la cantidad de energía disponible en los mercados internacionales) a precios seguramente mucho más altos.

Esta situación no es exclusiva de Colombia. Como ya sabemos la inversión en exploración y explotación de petróleo cae acelaradamente. Y la reducción en la perforación de pozos es alarmante incluso en el país del boom: Estados Unidos.  La inversión se reduce espectacularmente y esto se nota especialmente en la cantidad de plataformas y pozos perforados desde que los precios empezaron a caer: este viernes se publicaron los últimos datos de perforaciones en EE.UU con el siguiente resulado: de 1831 plataformas el año pasado se acaba de llegar a 988 el 10 de abril, es decir casi un 50% de caída. En el caso de los pozos de petróleo la situación es aún peor:

En este contexto nos movemos ahora, las consecuencias se harán innegables muy pronto.

Advertisements

3 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s